Una muestra para degustar

La BNE propone en «La cocina en su tinta» un viaje por el origen de la cocina

Adrià explicó a la ministra Sinde algunas partes de la exposición
Adrià explicó a la ministra Sinde algunas partes de la exposición

Cacao, lima y limón son tres de los olores que el visitante casi saborea mientras recorre la exposición que acaba de estrenar la Biblioteca Nacional de España (BNE) con el patrocinio de Telefónica. Se nota la mano de uno de los principales promotores, Ferran Adrià. Es, junto a Isabel Moyano, jefa del servicio de reserva impresa de la BNE, y Carmen Simón Palmer, profesora de Investigación del Instituto de la Lengua del CSIC, comisario de la muestra «La cocina en su tinta», de entrada gratuita y abierta hasta el 13 de marzo.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, fue una de las primeras en acudir a una cita en la que Adrià ejerció de maestro de ceremonias para mostrarle cada uno de los detalles de la exposición. Con ayuda de la Fundación Alicia y la colaboración de grandes profesionales, como Jorge Guitián, la muestra refleja la evolución de la cocina, desde la Edad Media hasta la actualidad, de forma muy amena. Así, cada sala está pintada de un color diferente y adoquines de varios tonos enmarcan los libros y documentos que explican, entre otras cosas, por qué España ocupa el primer puesto en la vanguardia gastronómica. «Este tan sólo es un punto de partida para vender España a través de la cultura de nuestros fogones», comentó el cocinero catalán. Uno de los atractivos de la exhibición con el que se divertirán mayores y pequeños son las recetas que se pueden coger en cada una de las salas. Forman parte de varios de los recetarios que expone el BNE. Entre ellos, cuentan con el primer manuscrito conocido, «Llibre de totes maneres de potatges de menjar», del siglo XIV, de autor anónimo. Otras obras que recoge esta retrospectiva son «Opera», de Bartolomeo Scappi, libro esencial de la cocina europea editado en 1570; la obra de Juan de la Mata, repostero jefe de los primeros Borbones, o «El Practicón», de Ángel Muro, uno de los primeros «best-seller» gastronómicos del siglo XIX.


E-books de cocina
La cocina francesa, como demuestran numerosos documentos, fue pionera en innovación y vanguardia. Sin embargo, los cocineros españoles aprendieron rápido y pronto se independizaron de sus raíces galas. Hoy, la cocina española es sinónimo de originalidad: «Es la vanguardia mundial», apuntó Adrià. Nosotros somos los pioneros no sólo dentro de los fogones, sino también en la exportación de recetas: «Y, sin embargo, en España no había libros gastronómicos con fotografías hasta hace pocos años», aseguró Adrià a Sinde. El chef de El Bulli sabe lo importante que son las nuevas tecnologías, por ello asegura que los cuatro volúmenes que relatan la vida de su restaurante pronto estarán en formato digital: «Será uno de los primeros e-books de cocina», añadió. Los menos modernos siempre pueden ojear las 8.000 páginas de la primera edición de «El Bulli» en la muestra de la BNE.



- Dónde: Biblioteca Nacional de España. Paseo Recoletos, 20-22, Madrid.
- Cuánto: Entrada gratuita.
- Información: Tel.91 580 78 33