Demanda al fabricante de su moto por provocarle una erección de veinte meses

La Corte Suprema de San Francisco deberá litigar con la demanda interpuesta por un «motero» que acusa al fabricante del vehículo y al del asiento de haberle provocado serios problemas en sus relaciones sexuales.

Hay pocas denuncias en los tribunales que puedan revertir en una excelente campaña de promoción para una compañía. Será, desde luego, la demanda interpuesta por un motorista que ha denunciado a «BMW» por un paseo en su vehículo que le ha causado una erección de veinte meses.

Detrás del sensacionalismo se esconde el drama personal del californiano Henry Wolf, el sufrido motorista que, después de un trayecto de cuatro horas el 1 de mayo de 2010, experimentó una dolorosa erección que duró meses y que le ha dejado secuelas a la hora de mantener relaciones sexuales.

Wolf no sólo ha demandado al fabricante de vehículos, sino también a la compañía «Corbin-Pacific», encarga de confeccionar el asiento en forma de caballete. Denuncia que sufrió problemas de erección durante veinte meses y en la actualidad sus relaciones sexuales están desvirtuadas por sus «sufrimientos mentales y emocionales», según se cita en la demanda. El «motero» exige una indemnización por salarios perdidos, gastos médicos, secuelas psicológicas y otros daños.

Dudas médicas

Sin embargo, las acciones emprendidas por Wolf no han contado con el amparo de la comunidad médica. Los expertos afirman que no hay datos científicos suficientes para certificar sus demandas, aunque existen estudios que afirmen que montar en bicicleta o en moto períodos largos de tiempo puede producir daños al comprimirse el suministro neurovascular a los genitales y causar un «entumecimiento prolongado».

«El viaje duró aproximadamente dos horas por trayecto hasta el destino del demandante, después de lo cual el demandante desarrolló un caso severo de priapismo», reza la demanda. El priapismo es una enfermedad que causa intenso dolor, por la que el pene erecto (sus cuerpos cavernosos) no retorna a su estado flácido por un tiempo prolongado (esa erección sucede en ausencia de estimulación física y psicológica).