Los saqueos contra el patrimonio al alza con la crisis

Del camposanto, que perteneció a un sanatorio para tuberculosos, han desaparecido cruces y una puerta de hierro.

Salamanca- Los saqueos contra el patrimonio histórico, artístico, e incluso privado pero de accesibilidad pública avanzan con motivo de la crisis. El último hecho de estas características se ha producido, en los últimos meses, en el municipio salmantino de Carrascal, a siete kilómetros de la capital del Tormes, donde tiene su sede el Hospital de los Montalvos, y en cuyas inmediaciones han desaparecido la puerta de hierro de acceso al complejo sanitario y cruces de algunas lápidas de su camposanto.
La concejala del Ayuntamiento de Carrascal, Margarita Vázquez, manifestó, en declaraciones a Ical, que el cementerio -apartado del complejo hospitalario- no cuenta con medidas de seguridad suficiente y es blanco perfecto para los ladrones. El centro abrió sus puertas hace 63 años como sanatorio de tuberculosos y llegó a albergar hasta 600 pacientes. La alta mortalidad y el miedo al contagio hizo que se convirtiera en un centro autosuficiente, con materias primas propias, que hoy sigue funcionando.
Por otra parte, según denunció Vázquez, el robo de chatarra se está convirtiendo en algo habitual y los vecinos de las urbanizaciones de los alrededores, concretamente de Peñasolana y Santa Bárbara, también se quejan del abandono que sufre el monte donde se ubica el hospital. Alcantarillas, materiales de urbanización, vallas, entre otros, son sustraidos en esta zona.
Los vecinos de esta zona en expansión aseguran estar cansados de que los ladrones «campen a sus anchas» en lo que a su juicio parece una «ciudad sin ley».
Una escombrera
Denuncian que este campo, está llegando a parecer una escombrera a pesar de la belleza del mismo y afirman que cada vez es más frecuente encontrar basura, cables y otros escombros, y que no es extraño que las furgonetas de particulares depositen «tranquilamente» desperdicios en esta localidad próxima a Salamanca.


Piden reponer placas heráldicas
La asociación «Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio» solicita al Ayuntamiento de Salamanca que inste al propietario del nuevo edificio construido en el solar del Gran Hotel de la ciudad a que reintegre los dos escudos que se conservaban en la fachada antes del derribo. A su juicio, «son parte de la historia de la ciudad». Pertenecían a la casa palacio de la Plaza del Peso, derribada en 1928.