ANÁLISIS: Peligro para los alérgicos por Francisco Feo Brito

La Razón
La RazónLa Razón

l ¿Cómo afecta este fenómeno a las personas que sufren alergia?
–Este polvo es muy rico en partículas minerales, finas y con compuestos biológicos. Desde el punto de vista de los asmáticos, el mayor riesgo es la aspiración de estas partículas. Las que son de un tamaño muy pequeño tienen un alto grado de penetralidad a nivel bronquial y llegan a los bronquios más pequeños y de pequeño tamaño. Al depositarse en sus paredes provocan una reacción inflamatoria y, como es una de las partes más sensibles, persisten más en el bronquio. Por ello, están más en contacto con el sistema inmunológico. Los asmáticos y alérgicos a pólenes son los más vulnerables. De ahí que cuando se dan estos episodios obliguen a los enfermos a prestar más atención a su medicación.

lDurante estos días, ¿aumenta el número de casos de personas con problemas respiratorios?
–Sí, por supuesto. También se debe prestar especial atención a los niños, que son un grupo muy sensible. Tanto ellos como los asmáticos sufren síntomas con más facilidad que el resto de la población. Además, en el caso de los niños, que tienen los bronquios menos desarrollados, están más tiempo al aire libre, hacen más ejercicio y pueden aspirar mayores cantidades de polvo.

l¿Qué medidas recomienda?
–Evitar pasar mucho tiempo al aire libre y también hacer poco deporte en el exterior, porque se respira más y se inhalan más partículas. Es más: en estos días en los que los niveles de polen de las gramíneas son moderados y sólo están produciendo síntomas nasales en aquéllos con una alergia moderada, las personas asmáticas deben tener especial cuidado para controlar que las partículas de polvo no inflamen sus bronquios.

l¿Es necesario usar mascarilla?
–Puede limitar la aspiración de algunas partículas. Pero no todas son útiles, porque algunas son tan pequeñas que transpasan la propia mascarilla y no se evitan la aspiración de estos contaminantes.

l ¿Aumentan los casos de asmáticos con estas olas?
–Sí, es lo habitual. Este viento africano es más frecuente en otras épocas, pero en 2009 tuvimos un episodio similar en pleno mes de mayo y las consultas aumentaron bastante.

 

Francisco Feo Brito
Comité de Aerobiología del SEAIC