MENÚ
sábado 20 julio 2019
19:18
Actualizado

Despedido por pasarse con los eructos y las flatulencias

  • Despedido por pasarse con los eructos y las flatulencias
Montpellier (Francia).

Tiempo de lectura 2 min.

04 de junio de 2012. 06:51h

Comentada
Montpellier (Francia). 4/6/2012

"Las faltas deliberadas y reiteradas a las reglas del saber vivir de este asalariado, generadoras de tensiones en sus relaciones con sus colegas de trabajo, constituyen una causa real y seria de despido". Detrás de este telegrama políticamente correcto por el cual una empresa francesa echaba a la calle a uno de sus empleados se esconde una historia de lo más escatológica.

El trabajador en cuestión tenía, al parecer, una afición desmedida por los eructos y las flatulencias, de las que hacía gala en la oficina, y delante de sus compañeros, sin importarle lo más mínimo sus protestas, lo que llevó a algunos de ellos a quejarse a la dirección.

Sus protestas surgieron efecto, y el empleado acabó con los pies en la calle y con una carta de despido, esta vez sí, bastante explícita: "Nos vemos obligados a notificarle su licenciamiento por causa real y seria debido a los siguientes motivos: perturbaciones sonoras tales como eructos regulares, flatulencias no disimuladas (de las que) resulta que sus faltas y su comportamiento generan tensiones y conflictos recurrentes en las relaciones con sus colegas de trabajo".

El curioso incidente, del que se hace eco el diario Infobae, lo ha relatado en su blog Eric Rocheblave, abogado de la ciudad de Montpellier, especialista en Derecho del Trabajo, quien, no obstante, no ha revalado el nombre ni del trabajador en cuestión ni de la empresa que sufrió las consecuencias de sus excesos corporales.
 

Últimas noticias