La prima de riesgo española se reduce en 25 puntos básicos hasta los 461

La prima de riesgo española se ha reducido hoy en 25 puntos básicos, hasta los 461, animada por la posibilidad de que se aprueben nuevas medidas de estímulo para España, como compra de deuda por parte del Banco Central Europeo (BCE).

La Razón
La RazónLa Razón

Una posibilidad que quedó abierta ayer después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, apoyase la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy, y pidiese una política monetaria que respaldase las "duras"políticas que están poniendo en marcha países como España e Italia.

El jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, ha indicado que las palabras de Obama han sido recibidas como las de un "Mesías", ya que, según ha explicado, el mercado ha recibido muy bien la petición del presidente de EEUU a una solución de la crisis de la deuda soberana de la zona del euro.

Además de las palabras de Obama, la prima de riesgo española se ha visto favorecida por la positiva subasta que ha realizado el Tesoro español, en la que ha logrado colocar 2.525 millones de euros en letras a tres y seis meses -el máximo previsto- con una mínima subida de la rentabilidad.

Y ello a pesar de que la semana pasada la prima de riesgo española llegó a superar los 500 puntos básicos y después de que el viernes se conociera un alza en la previsión del déficit de España para 2012.

En esta sesión, la prima de riesgo española conseguía reducirse pese a que la OCDE ha revisado drásticamente a la baja sus previsiones económicas sobre el país, que, según estima, estará en recesión este año, con una caída del 1,6 %, y al que viene, con un nuevo descenso del 0,8 %.

Además, aseguraba que España debe reconocer rápidamente las pérdidas de su sistema bancario, recapitalizar suficientemente las entidades que sean viables y cerrar las que no.

Sobre las entidades financieras españolas también hacía referencia hoy Goldman Sachs, que prevé que como consecuencia de su saneamiento adicional del ladrillo, tendrá un impacto significativo en las cuentas.

Así, prevé que el Banco Popular y Banesto entren en pérdidas a final de año, mientras que CaixaBank se quedaría muy cerca de ellas.

Pese a estas informaciones, la prima de riesgo española caía al cierre hasta los 461 puntos básicos, y ello después de que el bono español a diez años se situara en el 6,07 % frente al 6,3 % de esta mañana.

El rendimiento del bono alemán a diez años cerraba en el 1,468 %.

Respecto a las primas de riesgo de otros países periféricos, la de Grecia subía hasta los 2.805 puntos básicos; en tanto que la italiana caía hasta los 411.

La prima de riesgo de Irlanda también se reducía hasta los 592, en tanto que la portuguesa lo hacía hasta los 1.079.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS), relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares, se cambiaban al cierre a 499.000 dólares anuales.