MENÚ
miércoles 19 septiembre 2018
15:25
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Sólo Turismo de Barcelona defiende la tasa de hasta 3 euros que ultima el Govern para las pernoctaciones

El sector turístico se alza contra el nuevo impuesto

  • Barcelona reclama gestionar el 40 por ciento de la recaudación de la tasa turística para poder revertirlo en beneficios para la ciudad
    Barcelona reclama gestionar el 40 por ciento de la recaudación de la tasa turística para poder revertirlo en beneficios para la ciudad

Tiempo de lectura 4 min.

22 de diciembre de 2011. 04:59h

Comentada
22/12/2011

bARCELONA- «Injusta, irracional y arbitraria». Así calificó ayer la mayor parte del sector turístico catalán la nueva tasa turística que idea la Generalitat para dar algo de aire a las maltrechas arcas públicas. No obstante, Turismo de Barcelona, pese a las reticencias iniciales, entiende la medida, aunque reclaman que la recaudación se destine a la promoción del sector.

Así las cosas, la Confederación Empresarial de Hostelería, Restauración y Apartamentos Turísticos de Cataluña emitió un durísimo comunicado en el que rechazaba la tasa que la Generalitat implantará a partir de 2012 por considerarla «injusta, irracional y arbitraria», así como contraproducente. El tributo, además de «unilateral», supone «un verdadero agravio comparativo» para el turismo catalán ante los destinos del resto del España. La Confederación indicó que representantes de varias entidades del sector intentaron negociar la medida con el consejero de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, así como con la directora general de Turismo, Marian Muro, pero sus quejas cayeron en saco roto.

Graves efectos
La polémica medida afecta a los turistas que viajen a Cataluña, ya que deberán pagar una nueva tasa, que gravará las pernoctaciones nocturnas en hoteles, apartamentos, casas rurales y cruceros, y que será de entre uno y tres euros, en función de la categoría del establecimiento. Estarán exentos del pago los menores de 12 años y los usuarios del Imserso, así como los viajeros que ya hayan contratado sus estancias con turoperadores.
Tras el anuncio, el sector reclamó una audiencia urgente con el president de la Generalitat, Artur Mas, para alertarle de los «graves efectos» que esta medida puede causar en uno de los pocos sectores que están sorteando la crisis.

El presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, aprovechó la presentación del balance turístico de la ciudad para asegurar que «como empresario» comparte la oposición a la tasa, a pesar de que comprende que «en un momento en que hay problemas con la sanidad, la educación y todos se están sacrificando, no podemos girar la espalda a una decisión que el que pretende es que se puedan mantener los compromisos del gobierno con el turismo». Barcelona, a la sazón, cerró su año turístico con una notable mejoría respecto a otros ejercicios.  La ciudad batirá en 2011 su récord histórico de número de visitantes al cerrar el año con 7.450.000 turistas, un 4,4 por ciento más que en 2010, al tiempo que también incrementará las pernoctaciones en un 12,5 por ciento y mejorará su ocupación hotelera hasta alcanzar el 78,3 por ciento. Estas cifras  demuestran que la ciudad representa «una excepción» en el contexto económico actual adverso, según señaló Gaspart.arcelona bate records
Los 7,4 millones de turistas que Barcelona habrá acogido al finalizar el año suponen cerca de 300.000 más que los registrados en 2010; mientras que las pernoctaciones se disparan un 12,5 por ciento hasta las 15,8 millones de noches de hotel  facturadas. Estados Unidos es el primer mercado extranjero para la capital catalana, con un crecimiento del 12,2 por ciento con respecto a 2010, 541.356 visitantes, en total.En el «ranking» de visitantes por nacionalidades aparecen en segunda posición los franceses, con 502.711 turistas, el 7,93 por ciento del total; seguidos de los italianos (el 7,50 por ciento); los británicos (7,21por ciento); y los alemanes (5,46 por ciento).
La confederación del sector del turismo, que suscribió la nota de queja contra la Generalitat, está formada por la Federación Provincial de Hostelería de Barcelona, la Federación Provincial de Hostelería y Turismo de Tarragona, Federación Provincial de Hostelería de las comarcas de Girona, Federación de Hostelería de Lleida, el Gremio de Hoteleros de Barcelona, la Asociación de Campings de Cataluña y la Federación de Turismo Rural, así como las patronales catalanas Fomento del Trabajo y Pimec.

 

Barcelona quiere el 40 por ciento de la recaudación
Hasta ahora, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, se había mostrado ambiguo con la tasa turística. Decía que estaba de acuerdo con el impuesto siempre y cuando se aplicara en toda Cataluña, como quiere hacer el Govern. El siguiente paso es conseguir que el Ayuntamiento reciba el 40 por ciento de la recaudación de este nuevo tributo, en vez del 25 por ciento previsto para los municipios, para poder invertir en la ciudad. La segunda teniente de alcalde y responsable de Economía, Sònia Recasens, subrayó que esta distribución reconocería la «especificidad de la capital catalana», que representa el 45 por ciento de las pernoctaciones en territorio catalán. Pese a que Generalitat y Ayuntamiento comparten color político, censuró «la rígidez» con que la administración catalana ha sacado adelante esta iniciativa, por lo que les emplazó a negociar la tasa con el sector.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs