MENÚ
viernes 24 mayo 2019
02:13
Actualizado

Entrevista con la oncóloga del Hospital Clínic de Barcelona

Laura Vidal: «Un cáncer pone un espejo ante ti y te dice que sí eres mortal»

Ha escrito un libro para guiar y ayudar a entender la lucha de los pacientes

  • Laura Vidal: «Un cáncer pone un espejo ante ti y te dice que sí eres mortal»

Tiempo de lectura 4 min.

17 de junio de 2012. 23:04h

Comentada
18/6/2012

BARCELONA- ¿Qué  se puede esperar, como familiares o amigos de un paciente, de un oncólogo?
– Es la pregunta del millón porque  se ha puesto muy de moda...

– ¿Qué se ha puesto de moda?
– La figura del oncólogo y tener una relación más proactiva, que el paciente y los familiares participen más en la toma de decisiones. Más que de moda creo que esto es efecto del cambio generacional y la apertura a todo tipo de información. Creo que en un oncólogo lo ideal es encontrar un buen profesional médico que sepa tratar y acompañar en todo el proceso, que tenga la capacidad de sentir empatía, lo que no quiere decir que sufra lo que está sufriendo el paciente porque no se puede perder la objetividad.

– ¿Esto no se da ya hoy?
– Las nuevas generaciones lo tienen más presente. Y las nuevas tecnologías nos obligan a estar más presentes en el día a día. Los pacientes envían correos, mensajes de móvil. Ha cambiado la forma de comunicar. No quiere decir que llamen por teléfono, pero sí sienten que eres accesible y que te tienen al lado, como una columna que les da una seguridad que quizás antes no tenían.

– ¿Si viniese a su consulta cómo me diría que tengo cáncer?
– Si te derivan a la consulta de un oncólogo, probablemente sabrías que tienes cáncer pero sería erróneo que no te dijera la palabra «cáncer» porque el hecho de ocultarla durante tanto tiempo nos ha llevado a tener que desmitificarla. Además, es importante saber que detrás de esa palabra hay todo un proyecto de tratamiento, una estrategia, y que en la mayoría de los casos es positiva, cuyo objetivo es la curación. No siempre podemos curar pero podemos cronificar. 

– ¿Y si fuese familiar o amigo?
– También la verdad. Cuando un paciente no quiere que lo sepa la familia, en general no puedes decírselo pero es muy difícil pasar una cáncer de forma imperceptible. Por eso creo que el papel del oncólogo, si tiene tiempo y  sabiendo que el proceso se pasa mejor estando acompañado, es intentar que se comuniquen .

– Se habla más de cáncer pero sigue habiendo miedo a explicarlo, ¿por qué?
– Porque sabemos que mucha gente muere de cáncer y se asocia el dolor a esta enfermedad. Me doy cuenta de ello cuando pregunto qué es lo que más miedo da del cáncer y no es la muerte en sí, sino el dolor, sufrir. Hay quien no quiere expresarlo para no recibir preguntas. Dices que tienes cáncer y al tu alrededor hay mucha gente que no lo sabe gestionar, y, en vez de animarte, consiguen todo lo contrario. La guía trata de ayudar en ese sentido.

– De hecho, sus reflexiones podrían aplicarse a cualquier tipo de adversidad
– La sociedad occidental no está preparada para la muerte. La incertidumbre que significa la muerte no asusta y vivimos de espaldas a ello. Pero un cáncer pone un espejo ante ti y te dice «escucha, eres vulnerable, eres frágil, eres mortal». Ahora, sentir el cáncer como una adversidad es relativo a cada uno. Tengo una paciente que lleva diez años luchando con él, pero perdió a su marido y a dos hijos en un accidente de coche. El cáncer para ella no es una adversidad. No obstante sí creo que nos ha de ayudar, como el resto de patologías, a tener menos miedo a hablar de la muerte.

– ¿El paciente oncológico acepta rápido ayuda psicológica?
– Hay gente que de entrada y durante tiempo no quiere, porque no quiere sentirse vulnerable. A la larga, quien lo necesita lo verbaliza y lo consigue pero es verdad que en este país, a diferencia de otros, tenemos una red social muy potente que es la familia, y quizás por ello menos gente hace uso de las asociaciones. Es una pena, porque aún contando con la familia, a veces ésta no sabe comunicarse bien, por lo que existiendo asociaciones, aprovechémoslas.

 

EN PRIMERA PERSONA
Directa y emotiva

Es oncóloga desde hace sólo nueve años, pero la doctora. Laura Vidal (Masnou, 1974) se dio cuenta rápido, escuchando y observando, que los familiares y amigos de sus pacientes también necesitan ayuda para asumir la palabra «cáncer» y gestionar sus emociones. Por ello, acaba de publicar «Queremos estar contigo» (Planeta en castellano, Columna en catalán), una guía directa y emotiva, que busca decirle, tanto al paciente como a su entorno, «que no están solos» en su lucha.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas