El ataque a las tropas con una bomba «mucho mayor» que nunca

Los dos militares españoles más graves, heridos durante el ataque a un blindado «Lince» en Afganistán el sábado, se encuentran «estables dentro de la gravedad», según informaron ayer fuentes del ministerio de Defensa.

La Razón
La RazónLa Razón

En concreto, los militares que responden a las iniciales A.G.B. y J.G.L. presentan «un cuadro de gravedad estable», después de someterse a una intervención en la que les amputaron una pierna. Por su parte, los otros dos miembros del Ejército español y el intérprete civil que les acompañaba «evolucionan favorablemente», aunque continúan ingresados. La ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguró ayer en una entrevista en la cadena Ser que la cantidad de explosivos utilizada en el ataque sufrido por los militares españoles «era mucho mayor» de cualquier otro sufrido nunca, y subrayó que gracias a los vehículos blindados «se ha evitado un mal mayor». Las declaraciones de la ministra confirman lo que el sábado apuntaban fuentes militares a este periódico, que los talibán han «medido» el blindaje de los vehículos, incrementando la cantidad de explosivos que utilizan en sus ataques para causar el mayor daño posible. En cuanto a la misión de las tropas españolas en el país asiático, la titular de Defensa no concretó una fecha para su final, aunque dijo que «estamos en la etapa final de la misión, pero sigue siendo dura y peligrosa, como se demuestra cada día», concluyó.