MENÚ
jueves 19 julio 2018
13:15
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

ANÁLISIS: Hay que creerse lo que dice ahora por Mikel BUESA

Tiempo de lectura 2 min.

21 de octubre de 2011. 05:28h

Comentada
21/10/2011

- ¿Qué supone el último comunicado de ETA dado a conocer ayer?
–Un paso de la banda terrorista en el sentido de reforzar el mensaje político que ha venido transmitiendo en busca de una negociación que permita una amnistía para sus presos y las condiciones para conseguir la autodeterminación e independencia del País Vasco.

- ¿Qué le falta al anuncio de la banda terrorista?
–Casi todo lo que sería deseable. El anuncio no es el de la disolución de la organización terrorista, pero tampoco muestra disposición a asumir las responsabilidades de carácter penal por cientos de atentados a lo largo de sus más de cincuenta años de historia.

- Después de las experiencias anteriores, con treguas rotas sistemáticamente por la banda, ¿hay que creerse lo que dice ahora ETA?
–Hay que tomar en serio lo que dicen los terroristas en base a los términos exactos en que se expresan. En este sentido, me llama la atención la reacción que ha tenido el presidente del Gobierno, con una visión completamente alejada de la realidad. Lo que ETA ha dicho ahora es que no va a desaparecer mientras no consiga sus objetivos políticos, y eso es lo que yo me creo.

- ¿Qué relación tiene el texto dado a conocer ayer con la llamada «conferencia de paz»?
–La relación es obvia. El propio comunicado comienza precisamente aludiendo a la cita de San Sebastián y en idénticos términos que en los expresados en la declaración de la «conferencia de paz». Los redactores de uno y otro son los mismos; el comunicado de ayer no es más que la escenificación final del cese de esas actividades criminales, con la provisionalidad que le confiere la nula referencia a la disolución.

- ¿Cuál es el siguiente paso que cabe esperar por parte de los etarras?
–No cabe esperar ningún paso de manera inmediata, pero también dependerá de cuál sea la reacción del Gobierno. Si ésta es de rechazo, en un plazo de seis meses o un año, no hay que dudar de que ETA volverá a matar para imponer sus objetivos, salvo que la actuación policial en su contra sea de tal magnitud que se consiga ese fin definitivo de la banda. Que el Ejecutivo mostrara ahora comprensión sería incompatible con la democracia. Hay que tener en cuenta que el actual Gobierno tiene un plazo muy limitado para actuar, por la proximidad de las elecciones, pero José Luis Rodríguez Zapatero podría intentar un acercamiento que incluyera la excarcelación de presos etarras.

Mikel Buesa
Hermano de Fernando Buesa, asesinado por ETA en 2000

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs