MENÚ
jueves 17 octubre 2019
12:19
Actualizado

Arranca entre acusaciones la Comisión de Investigación del caso Madrid Arena

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid, reunido en sesión extraordinaria, ha aprobado hoy, por unanimidad pero en medio de acusaciones entre el Gobierno local y la oposición, la constitución de una comisión de investigación sobre lo ocurrido en la madrugada del pasado día 1 en el pabellón Madrid Arena.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de noviembre de 2012. 10:38h

Comentada
16/11/2012

Una sesión a la que no ha acudido el ex delegado de Economía y Empleo, Pedro Calvo, imputado en el caso, pero sí su sucesor en el Gobierno municipal, Enrique Núñez, y el ex vicealcalde Manuel Cobo, que ha entrado al Pleno como invitado y junto a la alcaldesa, Ana Botella.


Después de que los portavoces de la oposición la criticasen por no intervenir, la alcaldesa ha subido a la tribuna -como estaba previsto, según han indicado a Efe fuentes municipales- para cerrar la sesión y reiterar su "compromiso para hacer todo lo posible para que una tragedia de estas características no se vuelva a repetir en Madrid".


"Ese es mi único objetivo", ha garantizado la alcaldesa, que ha señalado que la comisión será "rigurosa, documentada y ágil" y que debe servir para "esclarecer la actuación del Ayuntamiento dentro de sus competencias y responsabilidades".


Ana Botella ha pedido "distinguir claramente entre dos ámbitos" y ha dicho que "el fallo judicial aclarará las consecuencias legales y esta comisión la responsabilidad política y administrativa que pudiera achacarse a directivos del Ayuntamiento". "No tenga duda de que llegaremos hasta el final", ha manifestado, antes de declarar: "si se cumplieron todos los procedimientos, si todo se cumplió y aún así ocurrió esta tragedia deberemos cambiar esos procedimientos".


Antes, el portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha justificado la comisión que pidió el pasado día 2 en la necesidad de dar "una explicación a las familias y a los ciudadanos" y de "depurar las responsabilidades políticas que pudiera haber, entrar en el fondo de lo ocurrido y evitar que se pueda repetir" un hecho como el del día 1.


Lissavetzky ha reconocido la presunción de inocencia de Pedro Calvo y ha dicho que espera "que le vaya bien en ese camino judicial", pero a continuación ha advertido de que el Ayuntamiento pueda haber incurrido en una responsabilidad "civil" como propietario del pabellón y se ha declarado "descontento con la gestión de esta crisis tanto en su origen como posterior". "Ha habido opacidad, una mala información inicial por parte del vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, que parecía un portavoz de la empresa organizadora", mientras la alcaldesa, ha agregado, "no ha sabido dar la cara" y "ha gestionado de manera catastrófica esta catástrofe". "¿Tienen algo que ocultar? Pues si no, dé la información cuando la tiene que dar", ha pedido el portavoz del PSOE, que ha acusado al PP de "opacidad" y ha calificado la información interna presentada ayer por el equipo de gobierno como "autoexculpatoria, incongruente, inexacta y parcial".


En su primera intervención como delegado de Economía, Enrique Núñez ha recordado unas palabras de la alcaldesa: "no tenemos miedo a la verdad y no tenemos nada que ocultar".
Núñez ha asegurado que mientras el PP quiere "llegar a la verdad de la cosa" y "esclarecer los pormenores que rodearon este desgraciado accidente", la oposición, en concreto el PSOE, pretende "que sea una comisión partidista, de enfrentamiento político".


"Los ciudadanos no nos perdonarían que nos enzarzáramos en un enfrentamiento meramente político y utilizásemos este accidente como arma política", ha declarado el nuevo delegado de Economía, que ha añadido que su Grupo "va a olvidar los partidismos y se va a centrar en dar una explicación cierta y sin matices a la ciudadanía".


El portavoz de IU, Ángel Pérez, ha dicho que su Grupo estará en la comisión mientras pueda "constatar que el Grupo Popular facilita la transparencia en esa comisión, responda a las preguntas, facilite toda la documentación y si es posible llegar a un dictamen que se oriente a una normativa y a una organización que impida que esto vuelva a suceder".


Por su parte, el portavoz de UPyD, David Ortega, ha dicho que "la pregunta es ¿Estamos ante una desgracia o estamos ante una negligencia? Dicho de otra forma, ¿era evitable?".
UPyD cree que "sí era evitable" porque existe un informe del Ayuntamiento de 10 de marzo de 2010, que a su juicio es la "clave", que destapa "18 deficiencias concretas" que hacían que el Madrid Arena fuera "inseguro", por lo que pide que los sucesivos responsables del pabellón "se vayan a su casa".
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs