MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
00:44
Actualizado
  • 1

El presidente de EE UU siguió por satélite el desarrollo de la operación

Alerta mundial tras la muerte de Ben Laden

La muerte de Osama Ben Laden el domingo a manos de un comando de los SEAL en Pakistán ha desatado la euforia en Estados Unidos y ha elevado la alarma internacional por posibles represelias. 

  • 016MAD03FOT1
    016MAD03FOT1
Nueva York.

Tiempo de lectura 8 min.

03 de mayo de 2011. 03:35h

Comentada
Nueva York. 3/5/2011

La operación por la que Barack Obama pasará a la historia de EE UU empezó a fraguarse hace cuatro años. Fue cuando los agentes de la CIA sonsacaron a un preso de Guantánamo información sobre el nombre de uno de los mensajeros del líder terrorista. De esta forma, espías de la agencia y militares empezaron a juntar las piezas del complicado rompecabezas que llevaron a la operación del domingo, que se prolongó 40 minutos.

El presidente decidió dar la luz verde a esta misión el viernes después de haber tenido cinco reuniones con su Consejo de Seguridad Nacional en los dos últimos meses. Quiso asegurarse de que se minimizaría todo lo posible cualquier riesgo que pudiesen correr sus hombres. Cuando su equipo de guerra le convenció de que la mejor opción era atacar la mansión del líder terrorista al norte de Islamabad (Pakistán), aceptó dar la orden de ataque. Envío a 24 comandos «SEAL» de la Marina.

El presidente y su equipo fueron testigos de la operación vía satélite. No sólo pudieron presenciar cómo este equipo de combate dio caza a Ben Laden, sino que también la alta tecnología les da la posibilidad de escuchar los gritos y disparos que se sucedieron durante la caza del líder yihadista. A los soldados no se les dio ninguna orden de captura. Obama quería muerto al jefe de Al Qaida.

Durante la misión los norteamericanos perdieron un helicóptero por un fallo mecánico. Pero no hubo que lamentar ninguna baja. Eran las tres y media de la tarde hora de Washington (nueve y media en España). Acababa de comenzar la operación, pero era demasiado tarde para abortarla. Y a pesar del incidente, las tropas de élite de Obama siguieron con el asalto.
Utilizaron para orientarse gafas de visión nocturna.

Fue entonces cuando se deslizaron desde uno de los helicópteros Seahawk con varias cuerdas. Era la única manera de poder traspasar los altos muros de la mansión donde se escondía Ben Laden. Tras un intenso tiroteo, a las cuatro y cuarto de la tarde hora de Washington dieron cuenta a sus superiores de que habían cumplido con su misión sin bajas.

Durante el ataque, Osama Ben Laden recibió un disparo en la cara, a pesar de que el saudí utilizó a una mujer como escudo humano para protegerse de los SEAL. Una vez muerto, el cadáver fue entregado a las autoridades de Pakistán junto con varios detenidos. Y después fue trasladado al portaaviones nuclear «CVN-70 Carl Vinson» para depositar después su cuerpo en el mar arábigo. Las autoridades estadounidenses han hecho hincapié en que lavaron el cadáver y lo envolvieron en una sábana, mientras intentaron en todo momento cumplir con las tradiciones islámicas.

Ayer funcionarios de la Casa Blanca confirmaron que se habían realizado pruebas de ADN para confirmar la identidad del terrorista. Los resultados fueron cercanos al cien por cien, para ser exactos, el 99,9%, según la Administración norteamericana. También se utilizaron fotos analizadas por la CIA para comprobar la identidad del jefe de Al Qaida.

La operación fue limpia y perfecta. Los estadounidenses no tuvieron ninguna baja y todo se desarrolló en menos de una hora. Exactamente en 40 minutos. Además del terrorista saudí, también cayeron otros tres hombres adultos, incluido un hijo del líder de Al Qaida, a quien fuentes del Gobierno estadounidense no quisieron identificar.

Ordenadores personales

El comando estadounidense se apropió en el lugar de varios ordenadores personales, memorias USB y otros dispositivos electrónicos, según informaron fuentes oficiales norteamericanas al diario 'Politico', que se publica en Washington.

Las citadas fuentes, que calificaron la información requisada como "la veta madre de la Inteligencia", indicaron que "cientos de personas" están examinando este material en un lugar secreto en Afganistán.

Los servicios de Inteligencia estadounidenses, prosiguió, están excitados por lo que pueda haber en este material requisado. "¿Pueden imaginar lo que puede haber en el disco duro de Ubama bin Laden?", declaró el responsable norteamericano, cuya identidad no se precisa.   "Con que solo un diez por ciento sirviera para algo, ya sería algo   importante", añadió.

Durante la operación, cuya señal de código para actuar fue  'Gerónimo', las fuerzas norteamericanas utilizaron cuatro helicópteros, dos de ellos de refresco. Según las fuentes oficiales   citadas por 'Politico', la misión duró exactamente 38 minutos y los participantes habían recibido la orden expresa de "matar" a Ben Laden.

Venganza

Tras concoer la noticia de la muerte del líder de Al Qaeda, los talibanes paquistaníes amenazaron con "vengar" su muerte en un comunicado enviado a medios locales y en el que han puesto de manera prioritaria en su punto de mira al Gobierno de Islamabad.

Fuentes del canal televisivo "Khyber TV" dijeron a Efe haber recibido un fax del movimiento talibán paquistaní (TTP, siglas en urdu) advirtiendo a la cúpula del país sobre las consecuencias de la operación que acabó con la vida del líder de Al Qaeda.

En el comunicado, el TTP alerta "a la cúpula de Pakistán de que encabeza la lista" de sus objetivos, y particulariza la amenaza en el presidente del país, Asif Alí Zardari, el primer ministro, Yusuf Razá Guilani, y el jefe del Ejército, Ashfaq Pervez Kiyani.

Ante estas amenzas, los Gobiernos de numerosos países han decidido alevar los niveles de alarma terrorista. Así, desde la Organización Mundial de Aviación Civil (OACI), que estudia si deben aumentarse las medidas de seguridad en los aeropuertos, pasando por Israel, España, Pakistán, China, Corea, Nigeria y EE UU, entre otros muchos, han aumentado los sistemas de seguridad ante posibles atentados islamistas.
 

El efecto «photoshop»
Como la pólvora corrió ayer por internet y Twitter la supuesta fotografía que mostraba la cara del fundador de Al Qaida después de su muerte. Un montaje que fue mostrado en primer término por la televisión paquistaní Geo que,ww aun cuando no dio crédito a la imagen, con su difusión generó un efecto dominó que corrió por la red en cuestión de segundos. La fotografía presentada, unía la parte inferior de la cara de Ben Laden con la superior de una persona ensangrentada y con un ojo semiabierto. Las agencias y cadenas de televisión tanto estadounidenses como europeas se dedicaron a desmentir la versión, para lo cual citaron a expertos que explicaron cómo supuestamente usaron un software electrónico para recrear la cara de Ben Laden.

Bush: «Marca una victoria para Estados Unidos»
George W. Bush cree que la muerte de Osama Ben Laden es una «victoria para Estados Unidos» y que el país ha enviado claro el mensaje de que «no importa cuánto tiempo lleve, se hará justicia». Bush, que en sus memorias declaró que uno de sus mayores pesares fue el no haber sido capaz de capturar a Ben Laden, «vivo o muerto», emitió a través de su página en Facebook un comunicado en el que dijo que el presidente Barack Obama le informó de la operación. «Le felicité así como a los hombres y mujeres de nuestras fuerzas militares y las comunidades de inteligencia que han dedicado sus vidas a esta misión. Ellos se merecen nuestra gratitud eterna». «Este trascendental logro marca una victoria para EE UU, para la gente que quiere la paz en el mundo y para todos aquellos que perdieron a seres queridos el 11-S», agregó el ex presidente.

Identificado por el ADN de su hermana
El cuerpo de Ben Laden fue identificado por las autoridades estadounidenses comparando muestras de su ADN con unas tomadas del cerebro de su hermana, según informa la edición digital de «The Telegraph» El FBI se hizo con la custodia del cuerpo de la hermana del líder de Al Qaeda, cuyo nombre no se ha revelado, cuando ésta murió de cáncer cerebral hace unos años en Boston, para que, en el caso de que EE UU capturara a Bin Laden, pudieran dentificarlo.

Últimas noticias