Banco Sabadell apuesta por ganar cuota de mercado sin compras

«Estamos en un entorno de concentraciones en el sector financiero, pero no nos sentimos presionados porque podemos seguir creciendo orgánicamente».

Jaime Guardiola cree que 2011 será también un año difícil
Jaime Guardiola cree que 2011 será también un año difícil

MADRID- En estos términos se expresaba ayer Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, en la presentación de los resultados trimestrales de la entidad, que obtuvo un beneficio atribuible de 340,3 millones de euros en los nueve primeros meses del año. El periodo se ha caracterizado por un incremento de los recursos de clientes del 11,2% y de los depósitos a plazo del 15,9%, y por una estabilización de la actividad crediticia, que apenas creció un 0,2% en términos interanuales. En línea con los trimestres anteriores, el banco mantuvo su linea de prudencia contable al destinar entre enero y septiembre 813,9 millones de euros a provisiones para futuros riesgos, toda vez que la morosidad seguirá aumentando hasta alcanzar su punto de inflexión en el primer semestre del próximo año. A 30 de septiembre, la mora se situó en el 4,72%, por debajo de la media del sector bancario, pero 1,25 puntos porcentuales por encima del nivel de hace doce meses.
Guardiola aseguró que el sector se encuentra en una guerra del pasivo, «aunque tratamos de no ser los que la lideren. Nuestro reto es que familias y pequeñas y medianas empresas nos elijan como su banco».