Europa

Negro impar y pasa por José Santos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Voy a intentar explicar qué pasa con los neumáticos. Imaginemos que empujamos una goma de borrar hacia abajo en una mesa rugosa. Cuanto más fuerza vertical hagamos, más nos costará empujar la goma hacia un lado, pero esta relación, llamada coeficiente de rozamiento, no es constante y baja con la carga. Cuanta más carga vertical, más esfuerzo soporta la goma en lateral, pero no en proporción. Por ejemplo, con diez veces más de carga, quizá sólo tenemos ocho veces más de resistencia lateral.
Con los neumáticos, especialmente los traseros, parece que llega un momento en el que más carga aerodinámica no permite más velocidad de paso por curva, simplemente generan más calor en los neumáticos acelerando la degradación térmica. Esto explicaría que los coches con más carga aerodinámica, como Red Bull y McLaren, consigan tener las ruedas más a punto a una vuelta en entrenamientos oficiales y otros coches con menos carga aerodinámica, como Williams o Renault, no sean tan eficaces a una vuelta. Otros años no se ha dado este caso y era más habitual que los rápidos fuesen casi siempre los mismos. Las normas de parque cerrado entre entrenamientos y carrera han fomentado la igualdad.