MENÚ
miércoles 22 mayo 2019
00:37
Actualizado

«Imparable»: El tren infernal

Director:  Tony Scott. Intérpretes:  Denzel Washington, Chris Pine, Rosario Dawson. Guión: Mark Bomback. Duración: 104 minutos. USA, 2010. Castátrofes.

  •  
     

Tiempo de lectura 2 min.

11 de noviembre de 2010. 22:46h

Comentada
12/11/2010

Tony Scott parece conocer los secretos de la mecánica de fluidos, porque en su cine lo sólido se mueve como si fuera líquido o gaseoso, sin dar margen al espectador para que lo aprehenda. En su puesta en escena existe un nervio cinético que se acopla a la perfección a esta historia propia del cine de catástrofes de antaño, en la que una máquina de tren pintada de rojo diabólico se lanza sin frenos a la vía del ferrocarril. A Scott sólo le importa la velocidad de crucero que emprende este tren del infierno, porque la acción consiste en detenerlo a tiempo real y hay prisa por pararle los pies. La película entiende que los mecanismos de identificación no se producen con el villano, un tren sin control, sino con los héroes, a los que debe otorgar una cierta entidad dramática.

Lo hace buscando la complicidad en Denzel Washington y Chris Pine, actor veterano –es su quinta colaboración con Scott– y novato de postín respectivamente que, en la pantalla, han de resolver sus diferencias a la vez que redimen sus pecados. Sus conflictos tienen la consistencia del papel de fumar, son un pretexto para humanizar el ruido y la furia de una bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento. Y mientras tanto la película pasa como una exhalación, echándote el aliento en la cara.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas