MENÚ
martes 20 agosto 2019
02:49
Actualizado

La televisión que hereda

Tiempo de lectura 2 min.

05 de junio de 2012. 01:40h

Comentada
5/6/2012

MADRID- El nuevo presidente de RTVE no tiene una labor fácil en los próximos meses. Y es que el nuevo máximo responsable del ente tendrá que acometer cambios profundos, empezando por su organigrama. Así, tendrá que renovar, entre otros, al director corporativo, Jaime Gaiteiro; a los directores generales de TVE y RNE, Santiago González y Benigno Moreno; así como al actual responsable de informativos, Fran Llorente.

González-Echenique tendrá por delante además la difícil tarea de potenciar la producción propia y reducir la pérdida de audiencia, pero sobre todo se verá obligado a reorganizar la parrilla de TVE. Y es que el presupuesto de RTVE para 2012 sufrió un drástico recorte de 204 millones de euros, que se ha visto seriamente comprometido tras la compra de los derechos de los Juegos Olímpicos de Londres, y cuyo coste ha superado los 70 millones de euros. Este recorte ha afectado especialmente a la ficción nacional y a varios de los derechos de competiciones deportivas. De hecho, TVE tiene pendiente de emitir las nuevas temporadas de «Águila Roja», «Cuéntame cómo paso», «Gran Reserva», «La República» y «Los misterios de Laura». Pero no sólo la ficción se ha visto afectada por los recortes. Después de renunciar a los derechos del Mundial de Motociclismo y de Roland Garros, el nuevo responsable debe decidir sobre el resto de competiciones deportivas clásicas. De momento, Canal Plus ha adquirido los derechos de la «Champions League» y está pendiente de saber si TVE emitirá los partidos considerados de interés general. Otro asunto peliagudo para el nuevo responsable es la financiación, ya que desde enero de 2010 la cadena no emite publicidad. La nueva ley de financiación de RTVE suprimió los «spots» comerciales, pero para compensar, se establecía que las televisiones privadas estatales en abierto tenían que aportar a la financiación del ente el 3%; los operadores de pago, el 1,5%, y el 0,9%, las empresas de telecomunicaciones. Sin embargo, desde la corporación se reclama una fuente de financiación más estable, para no depender de terceros y evitar así situaciones como la de 2011, cuando se encontraron con una deuda por parte de la operadoras de 50 millones. Además, las televisiones comerciales ya han anunciado que están estudiando tomar medidas si la corporación continúa utilizando el patrocino cultural, ya que, según la ley, sólo se debe de utilizar en casos muy concretos, y sólo en programas culturales y deportivos de interés general.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs