La economía de Castilla y León a la cabeza en el exterior

Objetivo cumplido. El II Plan para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León para el periodo 2008-2011, impulsado por el vicepresidente económico Tomás Villanueva, logra que la economía de nuestra Comunidad sea más abierta y llegue a nuevos mercados, lo que permite que nuestras empresas puedan vender sus productos en un mayor número de países.

El vicepresidente económico, Tomás Villanueva, junto a Begoña Hernández y Vicente Villagrá, realiza el balance del II Plan de Internacionalización Empresarial
El vicepresidente económico, Tomás Villanueva, junto a Begoña Hernández y Vicente Villagrá, realiza el balance del II Plan de Internacionalización Empresarial

Así lo destacó Tomás Villanueva, tras celebrar en Valladolid el Consejo para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León, y reiteró que se han alcanzado todos los objetivos con los que nació esta iniciativa, que fueron «consolidar e impulsar la salida al exterior de las empresas regionales e incrementar sus cifras de exportación».

Y es que, según resaltó el vicepresidente económico, a través del Plan 2008-2011, la Región ha sumado 1.000 nuevos empresas exportadoras hasta alcanzar la cifra de 4.200 firmas con proyectos de internacionalización.

Mejor que la media nacional

La tasa de cobertura de nuestra Comunidad se sitúa en un 118,64 por ciento, superando de forma amplia a la española que presenta un 78,36, lo que supone que las exportaciones de Castilla y León superan a las importaciones. Además, se ha mejorado la diversificación de sectores exportadores y mercados destino reduciendo en un 14 por ciento la dependencia del sector de la automoción.

Durante la vigencia de este II Plan, todas las instituciones involucradas han trabajado de manera coordinada para posibilitar la salida al exterior de los productos regionales, prestando un importante apoyo a los políticas de promoción, profundizando en la diversificación de mercados y sectores exportadores, y cimentando una presencia en el exterior estable y duradera.

Tomás Villanueva informó de que dentro de los objetivos planteados, se ha conseguido promover la participación de nuevas empresas regionales en el proceso de internacionalización pasando de una cifra de 3.200 compañías hace cuatro años a superar las 4.200 empresas exportadoras en la actualidad.

Asimismo, indicó que se han profundizado en la diversificación de sectores exportadores y mercados destino. En el primero de los casos se ha reducido hasta en un 14 por ciento la dependencia del sector de la automoción, pasando de un 68 por ciento en 2004 a un 54 de las exportaciones totales durante el pasado año.

Además, se han incrementado en más de 300 las empresas exportadoras en sectores de diversificación como ingeniería, servicios o Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), entre otras, y han ganado peso en las exportaciones productos de valor superior añadido como químicos, maquinaria o transformación agroalimentaria.

En lo referente a la diversificación de mercados se ha reducido hasta seis puntos la concentración de exportaciones a la Unión Europea. En este sentido se ha reforzado la presencia en mercados que representan una evolución positiva como China, Panamá o Brasil.
También los principales incrementos en el último ejercicio se han producido en países como Rumania o Reino Unido. Todo ello apoyado por la red exterior de 23 promotores ubicados en quince destinos (Lisboa, Madrid, Londres, París, Bruselas, Dusseldorf, Bucarest, Estocolmo China, Casablanca, Sao Paulo, México Distrito Federal, Estados Unidos y Panamá. Estos datos reflejan el buen comportamiento de la balanza comercial regional, avalada por un incremento de las exportaciones hasta noviembre de 2010.

En los dos últimos años la cuota de participación de ventas de Castilla y León sobre el total nacional sube hasta el 5,9 por ciento frente al 5,1 de final de 2008. Para alcanzar estos objetivos, se ha desarrollado un intenso trabajo por parte de todas las instituciones involucradas en la internacionalización, que han trabajado de forma coordinada para dar respuesta a las demandas del sector industrial autonómico.

El proyecto ha logrado una economía más abierta para nuestra Comunidad a través de las siguientes actuaciones: 6.200 consultas resueltas por los servicios de información especializada (mercados, cobros, jurídica, logística). Más de 4.800 acciones de promoción programadas en 120 países con más de 7.000 participaciones empresariales.

Un total de 130 jóvenes formados a través de los diferentes programas de especialización de recursos humanos en comercio exterior con un alto índice inserción laboral. También, ante la demanda de las empresas, se pondrán en marcha nuevos programas para profesionales de las empresas y Formación Profesional a lo largo de este año.

Se han creado nuevos programas para facilitar la salida al exterior de pequeñas y medianas empresas (pymes) sin experiencia, para abrir nuevos canales de comercialización a los productos regionales y para consolidar e incrementar sus ventas: búsqueda de importadores, canales de viaje, introducción en grandes superfiecies internacionales.

Para favorecer las economías a escala y reducir costes se han constituido 30 plataformas comercializadoras que, en conjunto, están dando servicio a 150 empresas de los sectores de energías renovables, alimentación, vinos, bienes industriales y maquinaria agrícola. Se ha fomentado la cooperación empresarial a través de alianzas y de la participación en redes y consorcios. Así, se han constituido tres asociaciones de empresarios regionales (Acyles) en México, Chile, Argentina; se han promovido 49 plataformas industriales y se han apoyado institucionalmente 41 licitaciones internacionales.

Por otra parte, se ha impulsado la captación de proyectos de inversión en el exterior logrando gestionar 1.007 iniciativas de las cuales 254 se encuentran ya implantados y 274 actividades o en fase de decisión.

Se ha reforzado la participación de empresas y otros agentes regionales en programas de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) mundiales y en actividades de colaboración internacional en I+D+i presentando más de un centenar de propuestas de programas europeos y más de 500 empresas asesoradas en colaboración con el exterior.

Nuevos pasos

Por último, el vicepresidente económico indicó que el nuevo plan debe dar un «paso más», «muy directo», para mejorar la «coordinación institucional» y para diseñar una estrategia de futuro «única» en Castilla y León, que permita «encardinarla» con la planteada por el ICEX, y apostó por «ser más eficaces».


Ganando mercados en todo el mundo
Otro de los objetivos que ha logrado el II Plan para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León ha sido conseguir tener más presencia en mercados de todo el mundo. El proyecto impulsado por el vicepresidente económico, Tomás Villanueva, ha propiciado más diversificación. Tal es así que en el año 2004, el 85 por ciento de las exportaciones regionales eran a la Europa de la Unión y en el 2010, esta cifra se ha reducido hasta el 78 por ciento. Los principales incrementos en el último ejercicio en las ventas han sido a países como Rumania (62 por ciento), Reino Unido (22), Marruecos (22), Portugal (18 por ciento), Francia (16), Bélgica (quince), Países Bajos (doce) y Polonia (9 por ciento). Aunque también se han producido grandes aumentos en nuevas naciones de Asía, de la América Hispana o de África, así como de Estados Unidos. Mercados totalmente emergentes que día tras día están adquiriendo productos de nuestra Comunidad. En este sentido, Tomás Villanueva destacó que el incremento de las exportaciones en el último ejercicio, hasta el pasado mes de noviembre, es del 13 por ciento. Destaca la favorable evolución de la balanza comercial que a lo largo de la progresiva apertura al exterior ha consolidado un saldo comercial positivo. Hasta noviembre del pasado año se mantiene un superávit comercial de 1.519 millones de euros, frente al déficit de -46.917 millones registrados en España. En los últimos años la cuota de participación de ventas en la Región sobre el total nacional sube hasta el 5,9 por ciento.