Mª del Mar Sánchez Estrella: «El Metropol no tiene nada que ver con el tesoro del Carambolo»

Mª del Mar Sánchez Estrella es delegada de cultura, educación, deportes y juventud.

Mª del Mar Sánchez Estrella: «El Metropol no tiene nada que ver con el tesoro del Carambolo»
Mª del Mar Sánchez Estrella: «El Metropol no tiene nada que ver con el tesoro del Carambolo»

–¿Qué se ha encontrado en los cajones?
– De todo. En Deportes, hay poco dinero para inversión, pero las cuentas no van mal. Educación es un presupuesto pequeño, pero controlado y los objetivos de la anterior edil se cumplían.

– ¿En Cultura?
– Hay un remanente negativo de 1.700.000 euros. La ley permite retrasar el pago tres años. Como arranca en 2009, en 2012 hay que equilibrarlo completamente, lo cual es una faena. Tengo un empeño especial en que las cuentas estén ordenadas, pero es que además en este caso te obliga la ley.

– ¿Y Juventud?
– Las cuentas estaban bien. Pero había un tema delicado: una sentencia firme en relación a un concierto de Maná, que iba a ser un patrocinio por 60.000 euros y Silva decidió que corría con todos los gastos sin ningún soporte de expediente que lo avalara. A la hora de la liquidación lo único que constaba era el expediente de patrocinio, por lo que Intervención decía que no se pagaba más. El representante de Maná interpuso una demanda. El Ayuntamiento tiene que pagar 264.000 euros. Hay que intentar hacer una modificación presupuestaria cuanto antes porque los intereses van en aumento. Esto desequilibra porque Juventud no tiene presupuesto elevado. Esperemos que no tengamos más sorpresas; tampoco las descarto.

– No tiene intención de que el tesoro del Carambolo se exponga en el Ayuntamiento. Ahora es como si estuviera «robado» a los ciudadanos, que no pueden verlo. ¿Cuánto cuesta su seguridad?
– Tengo solicitada una reunión con el delegado de Cultura porque el Arqueológico es propiedad del Ministerio y la gestión la lleva la Junta y es quien tiene que valorar el coste. El tesoro es municipal y nos tenemos que asegurar de que no se corre riesgo. La intención del Ayuntamiento es que los visitantes puedan disfrutar del original, pero con garantías acordes a su valor.

– ¿En el Metropol no se dan esas condiciones?
– Lo que se expone en el Metropol no tiene nada que ver con el período histórico del tesoro. Es como si en un museo de nuevas tecnologías en relación al automovilismo hay un carro del siglo XV. Para eso está el Arqueológico.

Ha anunciado un centro de vanguardia en la Puerta de la Carne, ¿qué otros proyectos prevé?
–Lo inmediato es poner en orden las cuentas. A partir de ahí: el proyecto del Mercado de la Carne; las rutas culturales por los conventos e iglesias; y la Fábrica de Artillería, que es un edificio con muchas posibilidades y que tendrá que estudiarse, porque la inversión puede ser la más alta de Cultura.

– ¿De cuánto hablamos?
– Hay una estimación inicial de 70 millones de cuando se pensó que fuera archivo, con unas condiciones muy específicas. Imagino que más baja. En cualquier caso, una cifra importante.

– ¿Tratará de atraer los fondos del Museo Thyssen?
– El grueso está en Málaga y no teníamos contemplado hablar con la baronesa, que vio que no había mucho interés de la anterior Corporación. No estamos cerrados, pero no lo hemos sondeado.

– ¿Ya hay modelo de Bienal?
– Estamos barajando fórmulas.

– ¿Habrá una bienal de copla?
– Es un género asentado y en los años en que no hay Bienal de Flamenco podría hacerse una muestra más pequeña que una bienal.

– El Festival de Cine Europeo es para octubre. ¿Vamos tarde?
– Como otras actividades, en vista del pago del 1.700.000 euros, va a sufrir un recorte, garantizando la calidad. En eso trabajamos con la dirección, con la que seguiremos hablando tras el evento.

– ¿Qué prevé con las bibliotecas?
– Necesitan personal y organización. Existe un plan director, por el cual en 2012 tendría que haber 30 bibliotecas. Hay 15. Ahora, completar el plan no es factible. La prioridad es, en los distritos donde no hay, iniciar los pasos para una nueva. Existe una posibilidad más económica: la instalación de catálogos informáticos en los centros cívicos y poner un servicio de préstamo. A partir del verano que viene habrá, al menos, una biblioteca de referencia por zona para que esté abierta por las tardes en vacaciones, hasta la apertura de todas. Más adelante, sólo cerrarán de tarde en agosto.