Alma de Nápoles en la mesa madrileña

Alma de Nápoles en la mesa madrileña
Alma de Nápoles en la mesa madrileña

Para comerse Nápoles sin coger un avión hay que colarse en el restaurante Anema e Core, en Madrid. Con una decoración sencilla, pero con estilo –lejos de la típica trattoría–, la cocina del local sorprende por su excelente materia prima –aquí no entra nada manufacturado–. Tanto el pan, como la masa o la repostería son hechos en casa, gracias a un horno traído también de Italia. Probar la pizza resulta obligado. Hay más de 20 opciones de diferentes combinaciones. Pero merece la pena probar el recetario clásico napolitano, como los linguine al cartoccio –pasta larga con mejillones, gambas, almejas y una salsa de tomatitos–, la lombata, una carne de entrecot cortada en finas láminas, tostada por fuera y fina por dentro, o el tartar de atún rojo en dos texturas. Y de postre, lo mejor es dejarse aconsejar por Dario D'Errico, jefe de sala. Cualquier opción deja un buen sabor de boca.


FICHA:

>> Dirección: Calle Donados, 2, Madrid. Metro Ópera.
>> Precio medio: 30 euros.
>> Menú nocturno: de lunes a jueves por la noche hay un menú por 25 euros que incluye los mejores platos de la carta y bebida.
>> Lo mejor: la autenticidad de su materia prima.