MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
08:44
Actualizado
  • 1

Se eleva a 92 la cifra de muertos en una nueva jornada de violencia en Siria

Al menos 92 personas murieron y varios centenares resultaron heridas hoy en Siria en una nueva ofensiva de las fuerzas del régimen del presidente Bachar al Asad contra las provincias centrales de Homs y Hama, informó un grupo opositor.

El Cairo.

Tiempo de lectura 2 min.

28 de febrero de 2012. 18:09h

Comentada
El Cairo. 28/2/2012

Los Comités de Coordinación Local (CCL) señalaron en un comunicado que 50 personas murieron en el bastión opositor de Homs, asediado por los bombardeos desde principios de mes; 27 en Hama, seis en Alepo (norte), cinco en Idleb (noroeste), tres en Deir el Zur (este) y uno en Deraa (sur).
      
En Homs, el grupo opositor denunció una nueva masacre de las tropas del régimen y elevó a 26 los muertos y a 180 los heridos tan solo en el castigado barrio de Baba Amro, donde hace una semana perecieron dos periodistas extranjeros en un bombardeo.
      
Una parte de los heridos se encuentra en estado grave, según los CCL, que indicaron que una familia entera permanece bajo los escombros de una de las viviendas derruidas. También se produjeron víctimas mortales en los bombardeos efectuados contra otras localidades de la provincia de Homs, como Rastan y Tel al Kalaj.
      
En cuanto a Hama, se reanudaron los bombardeos por quinto día consecutivo contra a localidad de Halfaya, lo que causó la muerte a más de veinte personas y heridas a un centenar.
      
También hubo fuertes enfrentamientos entre las tropas del régimen y miembros del Ejército Libre Sirio (ELS) -formado, entre otros, por soldados desertores- en la localidad de Tasel, en la provincia meridional de Deraa.  La red de activistas señaló que el número de fallecidos ayer ascendió a 144.
      
Asimismo, ayer, lunes, fueron encontrados en Homs los cadáveres de 64 personas que el domingo habían intentado salir de Baba Amro y fueron asesinadas por las fuerzas sirias en un puesto de control.
      
La ONU informó hoy de que la cifra de víctimas de la represión en Siria desde que comenzaron las protestas contra Al Asad, en marzo de 2011, supera con creces los 7.500 muertos, aunque reconoció que en estos momentos no puede ofrecer un número exacto de fallecidos.
      
El subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe, aseguró que entre los muertos hay "muchas mujeres y niños" y denunció que "el uso desproporcionado de la fuerza contra la población civil por parte de las autoridades ha llevado a las fuerzas de la oposición pacíficas a recurrir a la resistencia armada".

Últimas noticias