La América Hispana y Europa miran a la Universidad Pontificia de Salamanca

Salamanca- El nuevo director de la Oficina de Transferencia del Conocimiento (OTC) de la Pontificia de Salamanca (UPSA), Ángel Losada, apunta como objetivos inmediatos para la institución académica, consolidar los contactos internacionales que existen, en particular con Iberoamérica y Europa, para ofertar dobles titulaciones compartidas con universidades extranjeras. Un reto que compaginará con el de lograr que los estudiantes de la UPSA creen sus propios proyectos como emprendedores en «sectores, identificados, en los que es perfectamente posible, a partir de la innovación de la Universidad», según explica el también catedrático de la institución salmantina.

En el ámbito de la Comunicación, del que también será responsable en la UPSA, Losada cree que es posible que cada una de las personas con responsabilidad en la institución sea capaz de hacer un plan propio para 2018, cuando se cumplen 800 años de la llegada de la Universidad a la ciudad del Tormes. «No vamos a tener una oportunidad tan importante como ésa», sentencia. «Se trata de transformar la Universidad y volver a los orígenes, para incrementar su protagonismo social, que pasa por fomentar la innovación y el cambio».

Ángel Losada, que ha realizado estancias internacionales en universidades de medio mundo, también sabe de la importancia de los alumnos extranjeros en la UPSA, y señala un fenómeno cada vez más frecuente: que aquéllos hagan una formación ordinaria y no de intercambio. Por ello apuesta por abrir la oferta académica para que puedan estudiar español y su titulación de forma simultánea. «Vamos a crear para ello nuevas estructuras», porque, además, explica, «cada vez hay menos alumno tipo, y la oferta se va ensanchando, lo que nos da un valor añadido».

Losada se aventuraba, hace apenas dos meses, a dirigir la OTC, un organismo que también servirá para gestionar la investigación de la institución. «La dinámica en la que el alumno participa durante su formación en proyectos de innovación puede resultar útil para el mundo empresarial e institucional, pero también para la sociedad. Y esto no puede limitarse al ámbito de la tecnología», sentencia, para añadir que «debemos ser una bisagra entre lo interno y lo externo».

 Otra responsabilidad asumida por Losada es la dirección del Instituto de Estudios Europeos, que este año cumple tres décadas.