MENÚ
martes 23 octubre 2018
02:03
Actualizado
  • 1

Mercedes Aroz, una de las fundadoras del PSC-PSOE y ex senadora, ha entrado a formar parte de la Comisión Ejecutiva de E-Cristians

«Cristianismo y socialismo no son compatibles»

«Mi convicción es que cristianismo y socialismo no son compatibles, y por esta convicción abandoné la política y el Partido Socialista después de una militancia de 33 años», afirma la ex senadora socialista Mercedes Aroz, la más votada de toda España en el año 2004.

  • «Cristianismo y socialismo no son compatibles»
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

25 de septiembre de 2010. 23:24h

Comentada
Madrid. 25/9/2010

Aroz se ha sumado a la Comisión Ejecutiva de la asociación católica E-Cristians, dirigida por el ex conseller de Convergencia Josep Miró i Ardévol, y desde allí lidera un equipo multidisciplinar para estudiar y cambiar las «leyes del socialismo radical» de los últimos años. Faltan 40 días para la llegada del Papa a Barcelona, y 70 para las elecciones catalanas, y Aroz tiene palabras duras para el socialismo y «las leyes con las que pretende cambiar la mentalidad de la sociedad española hacia el laicismo y el relativismo ético».

«El socialismo tiene valores positivos en el ámbito de la justicia social, pero se basa en una concepción materialista del ser humano, y la persona y su dignidad no están en el centro del proyecto; lo están una serie de valores colectivos, está la ideología. Por ello, cuando el socialismo pone en juego en la acción política y legislativa su sistema de valores sobre dicha concepción del ser humano, la incompatibilidad del cristianismo con esta ideología se manifiesta con toda claridad, y hace imposible la colaboración con su proyecto», afirma Aroz en el digital ForunLibertas.com que publica la asociación E-Cristians.

«Mi ruptura con el socialismo culmina con la decisión del Gobierno de despenalizar el aborto, que pone de manifiesto con toda claridad el conflicto entre el compromiso cristiano y la ideología socialista. En mi caso, el conflicto fue resuelto de la única forma posible cuando la fe vertebra toda la vida y la disposición a seguir a Cristo es completa», añade.

Aroz fue cofundadora del Partido de los Socialistas de Cataluña y se convirtió al catolicismo en noviembre de 2007, en parte por el ejemplo de su hijo, que había ingresado en la orden de los Hermanitos del Cordero, y en parte por el asombro que en el año 2000 le había producido ver a millones de jóvenes en las Jornadas Mundiales de la Juventud, una capacidad de convocatoria que ni los partidos ni los sindicatos conseguían. Abandonó la política activa al acabar la Legislatura de 2008 y dejó la militancia socialista en 2009.

Aroz pide a la sociedad «incluidos los votantes socialistas» que reflexione sobre la leyes radicales de los últimos años, las cuales pretenden un cambio de mentalidad hacia el laicismo y el relativismo.

Últimas noticias