Industria recaudará hasta 2000 millones con las licencias móviles

El Mobile World Congress ha aterrizado con fuerza en Barcelona y los principales han fabricantes han llegado con suculentas novedades bajo el brazo. No en vano, los teléfonos inteligentes, smartphones, experimentaron un crecimiento del 70% el año pasado

El alcalde Hereu, el ministro Sebastián, el president Mas y el presidente del congreso, John Hofman
El alcalde Hereu, el ministro Sebastián, el president Mas y el presidente del congreso, John Hofman

Sin embargo, han tenido que compartir protagonismo con otro de los productos en auge: los ordenadores táctiles, o tablets.

Así las cosas, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, quiso aprovechar un contexto tan idóneo para anunciar que el Gobierno espera ingresar entre 1.500 y 2.000 millones de euros con el proceso de reordenación de las frecuencias móviles. Este proceso, además, se hará con un modelo mixto de licitación: el 90% a través de subastas y un 10% mediante concurso.

Según avanzó Sebastián en el evento, de esta cantidad, 800 millones se destinarán a la reordenación del espectro radioeléctrico que utilizarán las operadoras con motivo del paso de la televisión analógica a digital, el llamado dividendo digital. Sebastián afirmó que el sistema no pretende paliar las cuentas sino incorporar transparencia.

El sector hace meses que espera la concreción del proceso para emprender la reordenación del espectro radioeléctrico, que permitirá a las operadoras de telecomunicaciones disponer de más recursos para crecer, fundamentalmente, en servicios de banda ancha móvil. El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, por su parte, se mostró satisfecho con el anuncio y apuntó que «no cabe ninguna duda de que las comunicaciones móviles van a tener desarrollo y van a necesitar espectro, con lo que es muy importante contar con el espectro necesario». Por lo que, añadió, Telefónica optará a hacerse con parte de este espectro.

En cualquier caso, la expectación ayer era máxima ante la participación en el congreso del presidente de Microsoft, Steve Ballmer, más aún después de la alianza con Nokia. De hecho, la sorpresa fue notable cuando, a media ponencia, apareció en escena el presidente de la compañía finlandesa, Stephen Elop. Ballmer apuntó, además de anunciar las múltiples ventajas que introducirán en el teléfono, que estará listo antes de que acabe el año. Después, le tocó el turno al consejero delegado de otra de las compañías en auge: Dick Costoso, de Twitter, que calificó de «rumores» el hipotético interés de Microsoft y Facebook del pájaro azul y puso el acento en los planes para homogeneizar las distintas versiones del portal en función del terminal desde el que se consulta y simplificar el servicio.