MENÚ
martes 18 junio 2019
23:40
Actualizado

Toreros pero también modelos y empresarios

Tiempo de lectura 2 min.

14 de octubre de 2012. 00:44h

Comentada
14/10/2012

Ni siquiera hace una semana desde que la noticia nos sorprendía con remite procedente de Hellín (Albacete). Cayetano Rivera anunciaba una «retirada temporal» de los ruedos. La noticia había corrido como la pólvora toda la tarde por las redes sociales y el propio torero lo confirmaba en un comunicado pasadas las ocho de la tarde. Ayer se repitió idéntica polvareda por internet y, por la tarde, de nuevo al término de la corrida, llegaba la noticia: Rivera Ordóñez se despedía en Zaragoza. Sin corte de coleta. Igual que su hermano. Ambos casi calcaron las formas igual que comparten el éxito fuera de los mismos ruedos que, décadas atrás, consagraron a toda su familia empezando por su abuelo, Antonio Ordóñez; y continuando por su padre, Francisco Rivera «Paquirri». Y es que si Cayetano, que hizo sus «pinitos» delante y detrás de las cámaras en la producción, ha sabido compaginar toreo y moda desfilando incluso en la pasarela de Milán o siendo imagen de firmas como Armani, Porcelanosa o Loewe, con la que todavía tiene un año más de contrato, Rivera Ordóñez  ha sabido encaminar su otra versión, ajena a los ruedos, como empresario. Cubriendo además los más diversos ámbitos. En primer lugar, lo más cercano al mundo del toro como su ganadería –recientemente renombrada como «El Trébol»– y la gestión de varios cosos del sur de España como la plaza de toros de Málaga y, sobre todo, su adorada Ronda. La Real Maestranza de Caballería en la que ha recogido el testigo familiar organizando en los últimos años la Feria de Pedro Romero, de la que es plato fuerte la tradicional Corrida Goyesca de esta localidad malagueña.

Pero además, Rivera Ordóñez, modelo como Cayetano de varias colecciones de relojes, también está al frente de una marca de ropa de firma –Butsu Clothes– en la que tiene como socio al ex delegado del equipo de fútbol del Sevilla Cristóbal Soria. El matador de toros tampoco ha hecho ascos al sector inmobiliario, en el que ha mostrado presencia activa en diversas empresas y sociedades dedicadas a la compra-venta de fincas, así como de actividades agrícolas y ganaderas. Una de las últimas adquisiciones a su amplia posesión empresarial ha sido el denominado Mercado Gourmet en Sevilla. Su sociedad, la «Lonja del Barranco», en la que también tiene participación el periodista Carlos Herrera,  se impuso recientemente en el concurso, tras ofertar un canon anual de unos 230.000 mil euros, a otros dos ilustres candidatos como José María Manzanares y el futbolista Sergio Ramos. Su reinauguración está prevista para el verano de 2013, primero que pasará Francisco Rivera Ordóñez alejado de los cosos. Su futuro, y el de Cayetano, mira ahora a nuevos horizontes.
 

Últimas noticias