MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
04:29
Actualizado

Piqué rompe con su novia

Tras el anuncio de la ruptura entre Shakira y su pareja, LA RAZÓN desvela que el jugador y Nuria Tomás han puesto fin a la relación que mantenían  desde hace dos años

  •  
     
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

14 de enero de 2011. 22:29h

Comentada
Madrid. 15/1/2011

Era una relación sólida y estable. O al menos ésa era la impresión que daba de cara a la galería. Pero hoy por hoy el noviazgo no existe. El jugador barcelonista Gerard Piqué ha roto con su novia, la catalana Nuria Tomás. Sin embargo, la discreción del futbolista y el mutismo de su ya ex pareja han hecho que el desenlace no se conociera hasta ahora.

Todo apunta a que la historia empezó a torcerse con aquello de los «waka rumores», término que utilizó Shakira el pasado diciembre para referirse a aquellos que aseguraban que mantenía una relación con el futbolista desde el pasado verano. «Nuria y Piqué ya no están juntos, lo han dejado», confirman a LA RAZÓN varios empleados  y compañeros de la joven catalana en la empresa de jamones de su padre. A pesar de ser la directora de recursos humanos de la entidad, guarda silencio y evita contestar al teléfono, una práctica habitual en estos dos años de noviazgo cuando alguien se huele en su oficina de Badalona que al otro lado del teléfono hay un periodista. De la misma manera, su círculo familiar y de amigos cambia de tema cuando se les aborda por este asunto. Lo cierto es que su idilio con Nuria Tomás se ha terminado y no sólo el campeón del mundo ha comenzado una nueva vida. Tal y como detallan algunos camareros de locales nocturnos de Barcelona, Nuria Tomás ha encontrado consuelo en un nuevo amor con un joven que es encargado de una discoteca . En su compañía se le ha visto en numerosas ocasiones de fiesta, en el cine...

Sentar la cabeza                                   
La relación entre Nuria y el defensa blaugrana la dio a conocer el propio Piqué a finales de 2009 en una entrevista en la que admitía haber desoído los consejos de su madre –que le recomendaba estar concentrado en su trabajo y dejarse de novias– porque ya tenía pareja y, además, aclaraba que se trataba de su primera relación seria. El jugador del Barça también aseguraba que Nuria Tomás le había hecho «sentar la cabeza». Asimismo, en el libro «Viatge d'anada i tornada» (Viaje de ida y vuelta) –que salió a la venta en abril del pasado año y que repasa la trayectoria del jugador– el futbolista quiso dejar patente la importancia de la joven en su vida al reservarle un lugar especial. En la dedicatoria el jugador agradecía el apoyo recibido por sus padres y su hermano Marc y  hacía una cariñosa referencia a su hoy ex pareja: «A la Núria per estimarme sempre». En el mismo libro autobiográfico publicó una fotografía abrazado con su compañera sentimental durante un concierto de U2.  Según el testimonio de varios testigos que compartieron con la pareja esta actuación, ambos se mostraron «muy acaramelados y abrazaditos», si bien ella parecía algo celosa de que el jugador se fotografiase con varias chicas que estaban entre el público.

 Estos gestos de pasión, dicen quienes conocen a Piqué y Tomás, eran habituales entre ellos desde que se conocieron hace cuatro años en un viaje en Baleares. Entonces Piqué acababa de cumplir los 18 años. Esa escapada insular sentó las bases de una relación que etiquetaron como «noviazgo» casi dos años más tarde, cuando el Barcelona se hacía con la Copa del Rey tras un partido contra el Atlético de Bilbao en Mestalla el 13 de mayo de 2009.  A partir de esa fecha, los jóvenes vivieron con intensidad su relación, como delatan aquellos que compartieron con ellos sus  primeras vacaciones juntos en  las Islas Maldivas.

Desde ese momento el nombre de Nuria Tomás saltó a la palestra, pero la joven se mantuvo al margen de la fama de su ahora ex novio y evitó a los «paparazzi» incluso en sus visitas al Camp Nou cuando acudía a verle jugar. Sobre ella se ha especulado mucho, incluso se ha dicho que trabajaba como psicoterapeuta en un hospital de Rubí, en Barcelona, algo que desmiente de forma categórica su entorno. Es una chica familiar, volcada en dar continuidad a la empresa de su padre, propietario de las populares franquicias jamoneras Enrique Tomás.

Además de ser diseñadora de interiores, Nuria, está formándose para desempeñar con título en mano la dirección de recursos humanos en el negocio y, según la definen en la propia página web, es «alegre, comprensiva, auténtica y sintoniza fácilmente con la gente». Asimismo, añaden que Tomás «está muy ilusionada con los nuevos proyectos y nadie sabe dónde llegaremos con las nuevas savias que nos trae».

De fiesta en fiesta
En su perfil de la red social Netlog la ya ex pareja de Piqué se define, además, como aficionada al baile, algo que se ha podido comprobar por numerosas fotografías colgadas en la red en las que la joven acompañada de sus amigos aparece en diferentes locales de copas, como The Ugly Mug en Mataró, bar que también frecuentan otros futbolistas íntimos de Piqué como Cesc Fàbregas. «En estos dos años no le hemos visto con ninguna chica con la que aparentarse tener una relación seria», aseguran. En otra discoteca de la localidad, Privat, también se sorprenden con la noticia de que el jugador tuviese novia formal. 

Son precisamente las juergas de Piqué el pasado verano tras proclamarse campeón del mundo de fútbol las que hicieron tambalear la relación. Y eso que el barcelonista y Nuria se cubrieron de arrumacos durante sus vacaciones en las playas griegas en agosto.

Pero las fotografías ya estaban en la calle unas semanas antes.  Shakira y Piqué coincidieron a finales de julio en Ibiza. Él disfrutaba de unos días de descanso con sus amigos y ella rodaba unos anuncios publicitarios. Fue la revista «Cuore» la que publicó unas imágenes de ambos en las que entraban y salían de un hotel de la isla en el que Piqué no estaba alojado. También se dejaron ver juntos en  las noches de Pachá.  Posteriormente habrían repetido algunos encuentros en un hotel de Barcelona y por las calles de Blanes.

Ahora estas citas a escondidas de las que apenas hay pruebas parecen cobrar fuerza, sobre todo después de que esta misma semana Shakira anunciara que su noviazgo con su representante, Antonio de la Rúa, acabó en agosto. La ruptura de Piqué y Nuria sería algo más reciente, teniendo en cuenta que el futbolista manifestó en noviembre que seguía con su novia «de siempre». 

En esta misma línea hace un par de días Piqué se vio obligado una vez más a desmentir su relación con la cantante. Después de su viaje a Zúrich para asistir a la ceremonia del Balón de Oro, el defensa del Barcelona declaraba recién llegado al aeropuerto que «Shakira y yo somos amigos y nada más». Sin embargo, estas palabras no resultan demasiado convincentes ahora que se ha podido confirmar que tanto la artista colombiana como el propio Piqué han dejado a sus parejas.

Shakira, categórica
Por si fuera poco, el periodista Javier Sardá defendió anteayer en el programa «Julia en la onda» de Onda Cero, que fue testigo ocular de un fogoso encuentro entre la cantante y el jugador del Barcelona que se produjo hace un mes en un restaurante de la localidad gerundense de Blanes. «Ella era la que tomaba la iniciativa de forma categórica, clara y diáfana», sentenció el periodista. Además, al describir el encuentro, Sardá añadió con su particular humor que les vio «metiéndose la lengua por la boca y sacándola por la oreja».

Así pues, y muy a su pesar, la vida sentimental del jugador es un asunto clave en el mundo del «cuore» que, sin embargo, no ha empañado en ningún momento su carrera profesional, a pesar de que en ocasiones sí le ha supuesto un quebradero de cabeza. De hecho, antes de que la cantante colombiana entrara en su vida y de que se tambaleara su relación con Nuria Tomás fueron muchos los medios que especularon con la posible homosexualidad del jugador blaugrana. Unos rumores que dieron la vuelta al mundo cuando se publicó una fotografía en la que Piqué aparecía en actitud cariñosa junto a su compañero de equipo Ibrahimovic. Piqué no ha dudado en bromear sobre este tema, algo que sin embargo no ha hecho con el «waka rumor» que ahora parece ser algo más.


Antonio de la Rúa: adiós como novio, pero no como representante
El pasado lunes, Shakira detallaba en un comunicado que el pasado en agosto decidió romper  con su novio desde hace más de una década, el abogado Antonio de la Rúa, de forma «temporal y como un tiempo de crecimiento individual mientras continuamos siendo compañeros en nuestros negocios y vidas profesionales».  

La pareja se conoció en Buenos Aires, en enero de 2000, cuando él todavía ejercía como asesor en la campaña electoral de su padre –el ex presidente Fernando de la Rúa– y ella se encontraba promocionando un nuevo disco. Algunos aseguran que la química entre ambos fue instantánea y desde ese momento su unión ha sido una de las más sólidas y envidiadas. De la Rúa acabó convirtiéndose en el manager de la colombiana, y siempre permaneció a la sombra en presentaciones a la prensa y conciertos a pesar de su popularidad en Argentina.

Sin embargo, el abogado es un personaje contradictorio sobre el que han planeado rumores de todo tipo. Es, sin duda, uno de los artífices del éxito internacional de Shakira ya que negoció para ella el millonario contrato con la compañía Live Nation que la llevó a conquistar el mercado anglosajón hace un par de años. Sin embargo, también de ser un vividor y de aprovecharse en demasía de las rentas de su pareja.  La propia Shakira ha salido en su defensa en varias ocasiones.  Asimismo, los rumores de rupturas e infidelidades les han asediado desde el principio.  Antonio de la Rúa se ha dejado ver acaramelado con otras mujeres y a Shakira se la ha vinculado con Alejandro Sanz y Rafa Nadal, entre otros. La pareja parecía sobreponerse a cualquier relación paralela, hasta que apareció Piqué.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs