MENÚ
martes 20 febrero 2018
10:36
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Madrid 2020 respira:dispone de capital privado

Antes de hacerse oficial el «interés excepcional», la candidatura ya había recaudado 14 millones de euros. Los empresarios han respondido a la llamada olímpica y Cibeles espera mañana la foto de familia

Julián Redondo. 

Tiempo de lectura 4 min.

19 de julio de 2012. 02:50h

Comentada
Julián Redondo.  19/7/2012

MADRID- Hasta el 7 de septiembre de 2013, cuando en Buenos Aires la 125º Sesión del COI decida qué ciudad entre Madrid, Tokio y Estambul organizará los Juegos de Verano de 2020, la candidatura madrileña habrá invertido 31 millones de euros –11 de ellos del Ayuntamiento–; 12 menos que Estambul (43) y 36 menos que Tokio (67). Y, sin embargo, tiene todas las de ganar. Así, mañana, cuando está previsto que en el Palacio de Cibeles se proceda al acto protocolario de anunciar que la captación de capital privado va viento en popa, se habrá dado también un paso importante hacia el éxito. De la aportación de  20 millones de los patrocinadores, 14 ya han sido recaudados, incluso cuando el «interés excepcional» era oficioso.

Si Madrid pasó el corte en primera posición, con ventaja sobre sus dos oponentes, fue una señal inequívoca de que su proyecto, esta vez sí, es del agrado de Jacques Rogge, quien, como diría un castizo, «corta el bacalao». Entre las razones que lo avalan, que, como Londres 2012 y Río 2016, la gestión está en manos de profesionales del deporte, no de políticos. La Comisión Ejecutiva del COI, que votó por unanimidad Madrid 2020 primera (12-0; Doha fue 3-9), valoró el ajuste de gastos, la optimización de recursos, la novedad del proyecto «Smart» y el legado.
La Candidatura Madrid 2012 costó 60 millones y Madrid 2016, 44; Madrid 2020, 31. Hay menos inversión porque hay menos personal y bases de los proyectos anteriores. Exige Rogge «no tirar la casa por la ventana para después no comerte las obras». Por ejemplo, Mérida ya no es subsede, no hay que llegar allí con el AVE. Las subsedes futbolísticas se comunican por alta velocidad: Valladolid, Zaragoza, Barcelona, Valencia –por Mallorca en vela–, Córdoba y Málaga.
El «Smart» es un proyecto más compacto, más viable, más adecuado al gusto del COI, de los deportistas y de la sociedad; también apuesta por una mayor diversificación de los proveedores.
Y para optimizar los recursos, el equipo de Alejandro Blanco ha optado por eliminar infraestructuras y acondicionar otras ya existentes. Renuncian a levantar un pabellón en Coslada que costaba 50 millones de euros y llevan el voleibol al Palacio de los Deportes. El de baloncesto se iba a edificar en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. El importe, cerca de 100 millones que no pagaría el Real Madrid sino el Ayuntamiento. La novedad, Las Ventas. El coso madrileño precisará una remodelación para cubrirlo y para ampliar el aforo a 30.000 espectadores. El baloncesto se juega en un local cerrado y la cúpula, que ya ha sido encargada a un estudio de arquitectos, costará entre ocho y diez millones. El ahorro es considerable: 140 millones entre Coslada y Valdebebas.

Si en Buenos Aires Rogge pronuncia el nombre de Madrid, a partir de ese momento se empieza a generar dinero. La capital de España recibirá más deportistas, más empresas, organizará más acontecimientos culturales y llegarán más turistas hasta 2020.  Atenas albergó a cinco millones de visitantes  durante los Juegos; «Madrid mejorará esas cifras, creará 300.000 empleos y en el futuro rentabilizará su imagen porque, como Barcelona tras el 92, estará en el mapa», argumentan.

Pero si entre febrero y abril del próximo año España no ha frenado la caída, el Madrid olímpico no tendrá razón de ser. Si en esas fechas, cuando la Comisión de Evaluación del COI visite la ciudad y las subsedes, este país no da señales de estabilidad económica, no repunta siquiera unas décimas y no encuentra una salida a la crisis, tan posible será que el futuro de Europa o lo que quede de ella se esté reescribiendo como que la candidatura Madrid 2020 duerma el sueño de los justos y no necesite despertarse el 7 de septiembre. Se lo dijo Jacques Rogge a Mariano Rajoy en Kiev el pasado 1 de julio, cuando la final de la Eurocopa: «El enemigo de Madrid es España».

 

El soplo
INVERSIÓN ANÓNIMA

Hay patrocinadores de la candidatura Madrid 2020 que aportan 800.000 euros, el máximo; los hay de 400.000, los intermedios, y también de 200.000, el mínimo. Hay uno que no ha querido acogerse a la gracia fiscal que ofrece «el interés excepcional» del proyecto, consciente de que por cada euro invertido desgravaría 90 céntimos, y hay otro que ni siquiera desea aparecer entre los «sponsors». Va a donar 400.000 euros y no quiere ventajas fiscales ni escaparates, prefiere mantenerse en el anonimato. Los patrocinadores colaboran con dinero y con especies, o con ambos. Son muchos los especialistas que necesita Madrid 2020 para llegar al 7 de septiembre de 2013 con todos los cabos atados y las mejores garantías de éxito: bufetes de abogados, consultores, arquitectos... 

 

Móstoles ofrece su «palacio de los deportes»
Porque los éxitos del deporte olímpico nacen de una buena base, ya hay alcaldes, como el mostoleño Daniel Ortiz, que quieren poner sus instalaciones al servicio de las élites deportivas. El presidente del COE, Alejandro Blanco, y el vicepresidente regional, Ignacio González, visitaron ayer junto al regidor las obras del nuevo Palacio de los Deportes Andrés Torrejón de la localidad. Con una capacidad máxima de 9.500 localidades, el proyecto pretende convertirse en un referente regional dentro del circuito de eventos deportivos «tanto nacionales como internacionales», precisó el alcalde.  Además de su pista central, apta para cualquier competición deportiva, el pabellón permitirá la práctica deportiva de baloncesto, balonmano y fútbol sala. Pero el pabellón, según Ortiz, será también un complejo multiusos que permitirá potenciar la economía local, con hostelería, restauración y eventos.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs