Batasuna prepara una nueva cantera ajena a Segi

Batasuna tiene muy avanzado el proyecto de una nueva organización juvenil, ajena, al menos formalmente, a Segi, que le permita «verificar» en los próximos meses que sus militantes no perpetran actos de terrorismo callejero («kale borroka») y que, si hay algún incidente, será obra de «incontrolados», según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto.

La Policía Nacional detuvo ayer a una de las responsables de segundo nivel de Segi, Izaskun Goñi Juárez, de 23 años, en el barrio pamplonés de Alsoain
La Policía Nacional detuvo ayer a una de las responsables de segundo nivel de Segi, Izaskun Goñi Juárez, de 23 años, en el barrio pamplonés de Alsoain

Madrid- Los proetarras, para los que estar en las próximas elecciones es cuestión de vida o muerte política, tratan de evitar que operaciones como la desarrollada, durante la noche del miércoles al jueves, por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional contra la estructura que trataba de reorganizar Segi puedan incidir en sus planes electorales.

Los expertos advierten de que se trata de una estratagema de carácter táctico y temporal. Conforme vayan las gestiones para que sus listas estén en los comicios del año que viene, ETA y Batasuna podrán callar y asumir que han sido sus «chicos» (los de la «gasolina», como decía un dirigente nacionalista); o, por el contrario, que se trata de «incontrolados» y, llegado el momento, elementos parapoliciales.

Entre los arrestados de la citada operación hay dos abogados, que asesoraban a los cabecillas de Segi sobre la forma de entorpecer las investigaciones y eludir la acción judicial. Se trata de Haritz Escudero Zuluaga, de 23 años, que fue arrestado en Lanzarote, donde pasaba unos días de vacaciones; y Haizea Ziluaga Larreategui, de 31, capturada Aranjuez (Madrid), tras salir de la cárcel, en la que había visitado a varios presos. Esta letrada llevaba varios dispositivos de almacenamiento pen drive, cuyo contenido se desconoce por el momento, pero que puede ser revelador de los planes de la estructura etarra denominada «H-ALBOKA», encargada del control de los reclusos de la banda.

En Bilbao, fue detenida Saioa Zubiaur Urraza, de 23 años; en Vitoria, Ainhoa Villaverde Barrutiabengoa, de 24; en Pamplona, Garazi Autor Pueyo, de 22; Izaskun Goñi Juárez, de 23; en Burlada, Oihana López Cestao, de 26; y en Villaba, Eneko Villegas Amezqueta.

Los detenidos, según fuentes de la investigación, eran responsables de Segi en un segundo nivel y que, tras las sucesivas desarticulaciones de la dirección por parte de la Policía, habían asumido la sustitución de los máximos responsables de la organización. Los agentes policiales realizaron siete registros domiciliarios, así como el de un local de hostelería, en los que se intervino dinero y diverso material relacionado con las actividades de los detenidos, así como soportes de almacenamiento informático.