MENÚ
sábado 17 agosto 2019
18:47
Actualizado

Investigan el posible suicidio de la familia

Un matrimonio se suicida tras la muerte de su hijo autista

La pareja, de 70 años, fue localizada hundida en un río agarrada de la mano

  • Casa rural «Mas Cadavall» (Serinyá), propiedad de la familia Van Arkel
    Casa rural «Mas Cadavall» (Serinyá), propiedad de la familia Van Arkel
  • Dos efectivos de los Mossos d'Esquadra rastrean el río Fluviá, en el municipio de Serinyà
    Dos efectivos de los Mossos d'Esquadra rastrean el río Fluviá, en el municipio de Serinyà

Tiempo de lectura 2 min.

25 de diciembre de 2010. 11:21h

Comentada
25/12/2010

GERONA- La desesperación de la familia Van Arkel, causada por la enfermedad mental de su hijo, ha acabado en tragedia en el municipio gerundense de Serinyá. Los padres, después de quitar la vida a su hijo, de 33 años, se suicidaron ahogándose en el río Fluviá a su paso por la presa de Esponellá.
La voz de alarma la dieron unos  amigos de la madre el día de Nochebuena, al ver restos de sangre cuando acudieron a la casa rural que regentaba la familia en un paraje natural junto al río Fluviá.
Al personarse allí los Mossos d'Esquadra encontraron en el cuarto de baño el cuerpo sin vida de un joven con heridas de arma blanca y notas a su alrededor en las que dejaban constancia de la intención de suicidarse. El hombre, autista y que se movía en silla de ruedas, estaba ingresado entre semana en un centro de educación especial y los fines de semana acudía a la casa rural Mas Cadavall, propiedad de sus padres.
Desde ese momento los esfuerzos de los agentes de investigación se centraron en rastrear la zona buscando los cuerpos de los progenitores.
Los peores presagios se confirmaron al mediodía de ayer, cuando miembros de la unidad subacuática de los Mossos d'Esquadra encontraron los cuerpos sin vida del matrimonio, de unos setenta años de edad, a dos metros de profundidad en la presa de Esponellá. Los restos mortales correspondían a la madre biológica del joven autista y a la pareja sentimental de ésta. Ambos llevaban colgadas dos mochilas cargadas de peso y estaban agarrados de la mano.
Esta noticia ha conmocionado a los vecinos de Serinyá, que aseguran que el matrimonio, de nacionalidad holandesa, hacía vida normal y que con frecuencia se les podía ver paseando por el pueblo en compañía de su hijo. Los agentes judiciales no han cerrado aún la investigación, que se encuentra bajo el secreto de sumario.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs