Melissa Holland una vida truncada a los 16 años

Melissa Holland es el nombre de la joven que ha perdido la vida en el atentado contra un instituto en Brindisi. A sus 16 años, era estudiante de tercer curso en el centro educativo "Morvillo Falcone"de la localidad adriática, con un alumnado es mayoritariamente femenino y cuyo nombre homenajea a la mujer del juez Falcone, que falleció en un atentado.

Melissa Holland había madrugado junto a su amiga Verónica -también herida de gravedad- para preparar un desfile de moda que tenían previsto relizar. Había tomado un autobús desde la ciudad a las afueras de Brindisi en la que vivían y habían llegado pronto, antes incluso que el resto de alumnos, razón por la que el número de víctimas no ha sido mayor.

Según publica el diario italiano "Corriere della Sera"en su edición digital, Melissa era hija única de una famila sencilla. Su padre, Max, tiene 48 años y trabaja como alicatador, mientras que su madre, Rita, de 45, es ama de casa.

Tras enterarse de la tragedia, los amigos de la joven se han reunido frente a su casa. La madre cuando se enteró de la noticia, fue hospitalizadao de inmediato debido a la conmoción.