El falso «Museo Dalí»

Una sentencia judicial obliga al cierre de la muestra dedicada al surrealista en el Círculo Artístico

BARCELONA- Tras años de controvertida polémica, una sentencia judicial pone las cosas en su sitio respecto al controvertido espacio dedicado a Salvador Dalí en el Real Círculo Artístico de Barcelona. El juzgado mercantil número 3 de Barcelona ha condenado a la empresa Faber Gòtic, S.L., dirigida per Juan Javier Bofill, a retirar de la sala de exposiciones del Círculo Artístico, a pocos metros de la Catedral, el nombre de Dalí, sus fotografías y un conjunto de esculturas que se decía formaban parte de la llamada colección Clot.
La Justicia también condena a Faber Gòtic por actos de competencia desleal por haber querido dar la impresión de que sus actividades contaban con el apoyo de la Fundació Gala-Salvador Dalí. Por todo ello también se pide a la firma de Bofill Pellicer que pague una indemnización a la institución de Figueres. Pese a que el fallo puede ser recurrido, la fundación tiene previsto pedir la ejecución inminnente de la sentencia judicial. Anteriormente Bofill había presentado una demanda contra la institución daliniana acusándola de «monopolizar» el nombre del pintor. El juez no la llegó a tener en cuenta.

«Pedimos rigor»
El gerente de la Fundació Gala-Salvador Dalí, Juan Manuel Sevillano, mostró ayer a LA RAZÓN su satisfacción por la respuesta de los tribunales. «Nosotros no estamos en contra de que un coleccionista muestre las obras que tenga de Dalí, pero si lo hace que lo haga con rigor», aseguró Sevillano recordando como ejemplo de labor positiva al Museo Dalí de St. Petersburg, Florida, formado con las piezas reunidas por los coleccionistas Reynolds Morse.
Para Figueres, la sentencia es «un aviso para navegantes». Los tribunales también deberán pronunciarse en breve sobre otro controvertido museo dedicado a Dalí en Berlín, denunciado por la Fundació Gala-Salvador Dalí.
El espacio del Real Círculo Artístico de Barcelona abrió sus puertas poco antes del centenario del artista, en 2004, y desde entonces ha sido objeto de polémicas. En él se han vendido hojas arrancadas de libros del pintor como grabados, además de exponer obras de nombres como Robert Descharnes o Amanda Lear.


Un controvertido coleccionista
Juan Javier Bofill ha estado muy relacionado en los últimos años con la gestión del Real Círculo Artístico. También ha expuesto sus piezas en otros museos e instituciones, pero siempre con el sello de la entidad barcelonesa en sus catálogos. Bofill, detenido en 1992 por evasión de capital, aparece citado en el catálogo de Descharnes sobre la escultura de Dalí.