MENÚ
lunes 21 octubre 2019
04:01
Actualizado

Navarro llama a «rebelarse» para frenar la movilización de la derecha

«Os pido que seáis revolucionarios y que votéis porque nada está escrito»

  • El responsable del bar Pinocho de La Boquería saluda a Pere Navarro
    El responsable del bar Pinocho de La Boquería saluda a Pere Navarro

Tiempo de lectura 4 min.

19 de noviembre de 2012. 23:58h

Comentada
20/11/2012

BARCELONA- Comienza la recta final de la campaña y el candidato del PSC, Pere Navarro, decidió ayer mezclarse con la gente de a pie quizás para quitarse el mal sabor de boca que le dejó el debate electoral. Navarro, con menos experiencia en este tipo de circunstancias que sus adversarios, a duras penas pudo esbozar unas pocas ideas de su programa. Así que el mensaje de ayer no podía ser otro que llamar a la «revolución electoral» para evitar la hegemonía conservadora.

«Tenemos que rebelarnos votando, esta es la mejor rebelión. Yo os pido que seamos revolucionarios, que votemos, porque esa es la mejor revolución para defender nuestros derechos y la igualdad de oportunidades», enfatizó ante la atenta mirada del ex president de la Generalitat, José Montilla.

«Nada está escrito»
«Ellos –el electorado de derecha–  van a ir todos a votar. Nosotros también tenemos que ir todos a votar. Nada está escrito y nada está hecho. Pero aún veo a demasiada gente resignada, como si lo que va a pasar el 25N fuera imparable», exclamó el candidato ante un millar de personas en un mitin en Cornellà de Llobregat (Barcelona). Razón no le faltaba, como él mismo pudo comprobar en su paseo matinal por las Ramblas, entre saludos a floristas y a los responsables de los puestos del mercado de La Boquería. Y es que, además de ver que sigue siendo un desconocido para buena parte de los catalanes, tuvo que lidiar con las críticas sobre la gestión de los políticos y las dudas de muchos barceloneses sobre cómo representan a los ciudadanos.

Posteriormente, se acercó al barrio de Bon Pastor para movilizar al electorado socialista y explicar sus propuestas sociales. Navarro cargó contra la política de recortes del presidente catalán, Artur Mas, y le acusó de tener «olvidada» la capital catalana.  En un pequeño mitin improvisado en una plaza del barrio, el líder del PSC advirtió de que, si la derecha vuelve a ganar las elecciones, su principal objetivo será «privatizar los servicios públicos». 

El candidato socialista fue arropado de nuevo por la ex ministra Carme Chacón, en el mitin de Cornellà. Chacón criticó que el presidente de la Generalitat hablase de «épica» para referirse al debate independentista. «La épica no es la independencia que propone CiU» sino «llegar a fin de mes como muchas familias con sólo 400 euros». La ex ministra denunció que el resto de formaciones quieren aislar a los socialistas porque, subrayó, «son la única alternativa que puede plantar cara». «Nos quieren bajitos de forma y callados, pero cuando el Baix Llobregat (la comarca a la que pertenece Cornellà y tradicional bastión socialista) se pone a hablar en las urnas, habla alto y claro y habla progresista, exclamó Chacón.

El candidato reconoció que tenía la necesidad de explicar sus propuestas sociales ya que, tras el debate elctoral, sele había quedado una una sensación «extraña». Estaba «decepcionado» porque, a su juicio, estuvo monopolizado por la discusión soberanista y el PSC no pudo situar por tanto los temas sociales. «No sirvió para aclarar propuestas, se habló mucho de independencia, de consulta, pero no de los problemas reales de la gente. Faltaba profundidad, y es cierto que un debate a siete es muy difícil», apuntó el líder del PSC.

El socialista volvió a hablar de los casos de presunta corrupción que afectan a CDC y exigió al president de la Generalitat  que «haga una sencilla declaración en la que deje claro que está libre de toda sospecha».
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs