Noche desafortunada para Hermoso de Mendoza

El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza no tuvo suerte y, algo poco habitual en él cosa rara, se fue de vacío, en el festejo de esta noche en el Palacio del Arte de Morelia, en el occidente del país.

El diestro mexicano Fernando Ochoa se alzó como triunfador al cortar dos orejas y salir a hombros y su compatriota Alejandro Corona, que tomó la alternativa, fue aplaudido.

Con lleno total se lidiaron dos toros para rejones de Fernando de la Mora que han dado pocas opciones para el triunfo y cuatro del hierro de Pilar Labastida, que cumplieron sin excelencias.
Hermoso de Mendoza no ha tenido una noche afortunada. Sin embargo, tuvo momentos magníficos en sus dos enemigos, pero no redondeó. Fue ovacionado en ambos.

Ochoa cumplió en el su primero para superarse en el otro, al que le hizo una labor con buena clase y lo mató muy bien para dos orejas y salir a hombros.

Corona, en el toro del doctorado se mostró animoso y fue ovacionado, al igual que en el toro que cerró plaza.


Ventura, de vacío

Por otra parte, el mexicano Fabián Barba cosechó la única oreja del festejo, en tanto que sus compatriota Domingo Sánchez "El Mingo"y el rejoneador español Diego Ventura se fueron de vacío en la corrida de esta noche en la plaza de San Miguel Allende, en el central estado de Guanajuato.

Lleno en los tendidos y se lidiaron seis toros de Cerro Viejo correctos de carnes, pero que no han dado facilidades a los toreros para el triunfo.

Ventura mostró sus cualidades en sus dos enemigos, primero y cuarto, pero no anduvo fino con el rejón de muerte y fue aplaudido en ambos.

Barba, se mostró torero y firme con el segundo de la noche. Faena interesante para la única oreja de la sesión.

"El Mingo", con el tercero escuchó palmas y en el sexto, mucho mejor y dio la vuelta al ruedo.