MENÚ
jueves 20 junio 2019
04:02
Actualizado

Castigo al despilfarro y a la corrupción

El ex presidente del Congreso gastó 461.000 euros en Protocolo durante 2011. Sinde pagó 1.000.000 de mayo a diciembre en horas extra de los teatros nacionales.

  • Castigo al despilfarro y a la corrupción

Tiempo de lectura 2 min.

21 de marzo de 2012. 03:26h

Comentada
21/3/2012

Quizá es que cuando llegabas a un cargo público en este país y te preguntaban qué hacer con el dinero, sólo podías elegir entre dos opciones.  A): se lo das a un amigo periodista para que cuente que eres el más guapo de la ciudad; B): lo utilizas para correrte unas juergas tremendas. Jaume Matas contestó la primera y Guerrero contestó la segunda. Puede incluso que, en su reino de impunidad, pensaran en la C): las dos cosas.

Pero les han pillado. Ayer, el Tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma declaró  culpable a Jaume Matas por corrupción, por pagar a un periodista, por creer que el dinero de todos era más suyo. No le acusó, sin embargo, de algo peor: de jugar con nuestra fe en los cargos públicos. O sea, con nuestra fe en la democracia. Normalmente vas a votar creyendo en una ideología. Crees que políticas más liberales son las que crean crecimiento económico y empleo; o crees que no, que son las políticas más proteccionistas las que evitan la selva. A veces crees unas cosas, a veces otras y resulta que en realidad da igual, que a tipos como Matas o como Guerrero en Andalucía lo que les importaba era estar cerca del poder, porque era la forma más sencilla de forrarse.

Algo bueno tiene la crisis. Ahora, cuando llega un político a un cargo de la Administración y le preguntan qué hacer con el dinero público, sólo tienen una opción, la D, que no queda nada, amigo.
 

Últimas noticias