Aparecen manchas de fuel de Aboño en las playas del occidente de Cantabria

Pequeñas manchas de fuel están llegando a las playas de la zona occidental de Cantabria, que podrían proceder del vertido que se produjo el 26 de junio en la central térmica de Aboño, en Asturias, ha informado hoy el Gobierno cántabro.

Los primeros restos de fuel aparecieron ayer en la playa de Merón (San Vicente de la Barquera) y hoy se han detectado en otras tres, las de Cóbreces (Alfoz de Lloredo), Oyambre (Valdáliga) y Comillas.

El Ejecutivo regional está coordinando el operativo de avistamiento y limpieza de los restos de chapapote que están llegando a estas playas, en el que participan el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), la empresa pública de gestión de residuos MARE y Protección Civil.

El CIMA está analizando su composición para determinar si proceden del vertido asturiano, como apuntan las primeras hipótesis, según señala el Gobierno en una nota.

MARE ha desplazado hasta los playas de Merón y Cóbreces, las más afectadas, a una cuadrilla de operarios para colaborar en la limpieza de los restos de fuel.

En las otras dos playas, Oyambre y Comillas, el volumen de manchas es más reducido y será mañana cuando los operarios inicien en ellas las labores de limpieza.

Protección Civil, a través del Servicio 112, está coordinando la movilización de recursos del operativo, en el que también intervienen la Guardia Civil, a través del Seprona, y técnicos de los municipios afectados.

El Gobierno explica que, aunque las cantidades de fuel no son especialmente importantes, se esperará hasta última hora de la tarde para, en función de la evolución de las manchas con la pleamar, determinar las medidas que se podrían tomar mañana.