MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
01:57
Actualizado

Interior ha trasladado este año a 63 reclusos de la banda a cárceles alejadas del País Vasco / Instituciones Penitenciarias actúa según su comportamiento

El mapa de los presos de ETA

Los portavoces del  «colectivo» están en cárceles de Andalucía, al igual que los reclusos del sector «más duro».

  • El mapa de los presos de ETA
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de agosto de 2010. 01:11h

Comentada
Madrid. 1/8/2010

El Ministerio del Interior ha procedido, en lo que va de año, a trasladar a cárceles más lejanas del País Vasco a un total de 63 reclusos de ETA, dentro de la política penitenciaria que sigue este departamento y que también incluye algunos acercamientos, como el que se produjo hace tres semanas con la terrorista Idoia López Riaño, alias «Margarita».

Según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto, los internos considerados como más peligrosos y que se mantienen dentro de la disciplina de la banda criminal, continúan, en su mayoría, en cárceles del sur de España.

Entre ellos se encuentran los portavoces del «colectivo», Juan  Lasa Michelena, «Txikierdi», y Ana Belén Egües. También,  José Antonio López, «Kubati», o Henri Parot, autor, entre otros crímenes, de la matanza de niños en el cuartel de la Benemérita de Zaragoza.

El Ministerio de Interior ha procedido a alejar a presos que, supuestamente, estaban dispuestos a mantener actitudes favorables al abandono de las prácticas terroristas y acercó a Zuera (Zaragoza) pero que, según se pudo comprobar después, seguían dentro de la ortodoxia etarra.

A Murcia y Algeciras

Es el caso de Jesús Amantes Arnaiz, «Txirlas», y Jon Koldo Aparicio Benito, «Aitor» (uno de los firmantes de un escrito en 2004, junto con Francisco Múgica, «Pakito», y otros pistoleros, en el que se cuestionaba la oportunidad de la «lucha armada»), que fueron trasladados, respectivamente, a Murcia y Algeciras.

Lo mismo ocurrió con Aitor Herrera Vieites, que fue acercado a la cárcel aragonesa junto con otros 11 reclusos, pero que, inmediatamente, anunció que iba a participar en las protestas convocadas por el «colectivo» y ordenadas por ETA. Fue trasladado a la prisión de Valencia.

Entre los 63 alejamientos se incluyen reclusos que pasaron por prisiones madrileñas, con el fin de acudir a la Audiencia Nacional para cumplimentar diligencias, y que, en vez de ser acercados a cárceles próximas al País Vasco, fueron llevados a centros distanciados de esta Comunidad.

Los dos abogados que estaban al mando del «Frente Jurídico» del entramado la banda, que fue desmantelado por la Guardia Civil, Jon Emparantza y Arancha Zulueta, se encuentran, respectivamente, en las cárceles de Albolote (Granada)   y Cáceres.

El sanguinario pistolero Francisco Javier García Gaztelu, «Txapote», autor, entre otros crímenes, del secuestro y asesinato del concejal del Partido Popular Miguel  Ángel Blanco, y del de Gregorio Ordóñez, está en la prisión de Almería después de haber pasado por la  de Teixeiro (La Coruña).

Entre los internos que también han sido alejados figura Teresa Toda, subdirectora del diario «Egin», que fue trasladada desde la prisión de Topas, en Salamanca, a la de Córdoba.

José Domingo Sola Torres, que  se mantiene dentro de la disciplina de ETA, estaba, hasta hace poco, en la cárcel de Logroño, una de las más cercanas al País Vasco. A raíz del traslado a este centro del que fuera portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, ha sido llevado a la de Dueñas, en Palencia. El también «batasuno» Asier Virumbrales, que cumplía condena en la cárcel de Burgos, fue trasladado a la de Castellón; Juan Urquizu, de la de Zuera, a la de Alcazar de San Juan  (Ciudad Real); Sergio Polo («comando Donosti»), de la Teixeiro, a Valencia; y Alfonso Castro, del «comando Ipar Haizea», de  Herrera de la Mancha al Puerto de Santa María.

Últimas noticias