Demuestran la biodisponibilidad de los polifenoles en los zumos

Demuestran la biodisponibilidad de los polifenoles en los zumos
Demuestran la biodisponibilidad de los polifenoles en los zumos

La ingesta de un zumo rico en polifenoles proporciona la mezcla adecuada de polifenoles biodisponibles que normalmente requeriría el consumo de diferentes alimentos y bebidas derivadas de vegetales. Es la principal conclusión de un nuevo estudio publicado en un número especial de Molecular Nutrition and Food Research1, realizado sobre un informe anterior que había sido publicado en el «Journal of Agricultural and Food Chemistry». Los investigadores observaron cómo estas sustancias (polifenoles) eran absorbidas en el torrente sanguíneo y por tanto proporcionaban esos nutrientes, constituyendo una fórmula «cómoda» para el consumidor. Los beneficios del consumo diario de frutas y verduras se asocian en parte a la ingesta de componentes bioactivos que incluyen vitaminas esenciales, minerales, fibra y compuestos polifenólicos. El mencionado estudio, que forma parte del programa de investigación de Coca-Cola, ha sido llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Glasgow, en Escocia, y ha estudiado la biodisponibilidad, la absorción y el metabolismo de un amplio espectro de compuestos fenólicos y polifenólicos en un modelo de zumo rico en polifenoles. El objetivo de este proyecto era determinar si una bebida con mezcla de extractos provenientes de diferentes fuentes puede proporcionar los compuestos fenólicos necesarios para el organismo; así, la investigación se diseñó para proporcionar información sobre si las mezclas de extractos de fruta y té podrían ser una opción adecuada para añadir polifenoles a la dieta.

 La bebida utilizada como prototipo fue elaborada después de seleccionar diferentes componentes hallados en fuentes naturales de polifenoles, como la uva, la manzana, frutas cítricas y té verde. Para la investigación, se realizaron análisis en muestras de plasma y orina recogidas a las 24 horas de haber tomado una bebida rica en polifenoles a diez voluntarios sanos en las que se analizó la absorción y el metabolismo de los componentes polifenólicos originales y/o sus metabolitos. Los resultados de farmacocinética en plasma y del recuento de metabolitos en orina demostraron que la disponibilidad de catequinas del té, las flavononas de los cítricos, las dihidrocalconas y el ácido 5-O cafealquínico de la manzana, en todos los casos e independientemente de la cantidad, fue similar a la observada en otros estudios de alimentación con té verde, zumo de naranja, jugo de manzana y café. Todo ello indica que la combinación de compuestos polifenólicos en un zumo rico en esas sustancias se absorbe y se excreta de forma similar a si provienen de fuentes naturales de forma individual1. Además, se observó cómo los diferentes tipos de polifenoles se absorbían a proporciones distintas y en varias localizaciones del tracto intestinal; esto sugiere que el potencial efecto protector de los metabolitos polifenólicos permanecerá en el torrente sanguíneo durante más tiempo si se toman juntos que si provienen únicamente de una fuente. El profesor Alan Crozier, director de la investigación, se muestra muy esperanzado con los resultados; «saber que con un vaso de zumo se pueden ingerir múltiples polifenoles es una magnífica noticia, sobre todo para los consumidores que tienen una vida muy ocupada».