Dos hospitales británicos desalojarán a los ancianos que «bloqueen» sus camas

Algunos hospitales británicos han amenazado con recurrir a la legislación contra intrusos para echar por la fuerza a los pacientes ancianos que "bloqueen"sus camas, informa hoy el diario Daily Mail.

A los ancianos que se nieguen a dejar la cama de hospital, muchas veces porque se sienten demasiado débiles física o mentalmente para arreglárselas solos, se les dará un plazo de cuarenta y ocho horas para abandonar el centro.

Si se niegan, los organismos responsables del centro hospitalario, solicitarán como último recurso, según explican, una orden judicial acusándolos de ocupar ilegalmente una cama y podrían verse obligados incluso a pagar los gastos legales, dice el periódico.

"Es toda una desgracia. Es tan difícil que esos pacientes obtengan la ayuda que necesitan en sus comunidades. No hay recursos suficientes", dijo al periódico Katherine Murphy, de la Patients Association, a propósito de esos planes del Aintree Unviesity Tust, el Southport y el Ormskirk Hospital Trust.

Los pacientes aquejados de demencia senil se ven muchas veces rechazados por los asilos de ancianos, mientras que muchos enfermos de avanzada edad necesitan que les instalen en sus casas equipos especiales para subir escaleras.

Los hospitales acusan a su vez a los ayuntamientos de no preocuparse muchas veces de organizar servicios para atender a los pacientes en sus propios domicilios.

Un informe publicado esta semana sobre los hospitales británicos denuncia una alarmante serie de casos de abandono y trato inhumano de pacientes ancianos por parte del personal sanitario.