Empeora la salud de los buitres leonados

El buitre leonado tiene "un estado fisiológico peor que hace unos años", cuando había menos ejemplares y la disponibilidad de alimento era más abundante, según el experto en anillamiento de aves de la SEO/Birdlife, Juan Carlos del Moral.

Los estudios realizados durante las últimas décadas han puesto de manifiesto que los buitres padecen "mala salud, tienen menos peso, tamaño, materia grasa y sobre todo menos defensas fisiológicas", ha declarado Del Moral en una entrevista con EFEVerde.

Muchos buitres, no todos, comen de determinadas porqueras en las que previamente se han depositado cerdos muertos atestados de antibióticos, y "cuando el buitre come de esa carne"ha explicado Del Moral, "les produce una importante bajada de las defensas que afecta a su sistema inmunológico".

"El organismo de los buitres", ha apuntado el experto en aves, "no está acostumbrado a digerir carroña con antibiótico"y esa ingesta va produciendo mella en su organismo.

El ornitólogo ha señalado que el aumento de la población de los buitres al que hemos asistido durante los últimos años, ha traído consigo "menos comida y de peor calidad que incide en la salud de las aves".

Esta decadencia -ha añadido- nos indica "que algo de lo que estamos haciendo no va bien", ya que las aves son unos buenos indicadores de la riqueza del Medio Ambiente, y "si a una población tan grande como las aves les va mal es porque algo está pasando en ese medio".

El buitre leonado, una de las mayores rapaces que pueden encontrarse en la Península Ibérica, es un ave diurna y carroñera con una longitud de entre 96 y 110 centímetros y una envergadura de entre 250 y 280 centímetros, y destaca como rasgo principal su cuello "pelado"recubierto de un fino plumón de color blanco.