La mitad de los dentistas ha visto reducidos sus ingresos más de un 20%

La crisis obliga a que el paciente demore la visita hasta que no puede soportar el dolor

Sevilla- La crisis se ha cebado también con las consultas. Ni las primeras necesidades escapan a la recesión. Según los datos del Colegio Oficial de Dentistas de Sevilla, casi la mitad de los profesionales de la capital y la provincia (46,9%) ha visto reducidos sus ingresos desde 2010 en más de un 20%. De ellos, un 28,3% considera que la reducción supera, incluso, el 30% con respecto al anterior ejercicio.

Por tramos, según los datos a los que tuvo acceso LA RAZÓN de Sevilla, un 20,4% de los dentistas de la provincia no han notado una reducción de ingresos y, por tanto, de pacientes; un 11,2% dentistas ha sufrido una caída menor a un 10%; el 21,5% de los odontólogos ha sufrido una reducción de entre un 11 y un 20%; el 18%, una bajada de entre un 21% y un 30%; y el 28,9% de los profesionales registró un descenso superior al 30%.

El presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Sevilla, Luis Cáceres, señaló que «estos datos reflejan cómo la situación laboral y profesional de los dentistas también se ve afectada por la situación económica actual». El también presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Dentistas aludió a «la plétora profesional existente en este sector como una de las principales razones» del descenso.

Según el Colegio Oficial de Sevilla, «existe un excedente de dentistas en la provincia». La provincia «se encuentra muy por encima del índice recomendado por la Organización Mundial de Salud en relación a dentista-paciente».

Durante el curso académico 2010-2011 se matricularon en Odontología, entre facultades públicas y privadas de toda España, 8.750 alumnos. «Aunque no existen datos oficiales, los estudios realizados reflejan que un 16% de los dentistas colegiados se encuentra en paro y un 10% más en situación precaria», explicó el órgano colegial.

El exceso de profesionales en el sector «supone un gran impacto en el ejercicio de la Odontoestomatología, que deriva en una precariedad laboral que ya se está dejando notar en el sector o en la imposibilidad de acceder a un trabajo». El Colegio aboga por «establecer un numerus clausus en las universidades».

«En la actualidad, un 5% de los titulados trabaja solo un día o menos a la semana, algo que hasta hace unos años era impensable dentro de la profesión», indicó el Colegio Oficial de Dentistas de Sevilla. El 80% de los que están sin empleo están apuntados a una bolsa de trabajo (Colegio y/o INEM). El 19,5% de los profesionales pasa menos de tres meses en paro; el 27,8%, de cuatro a seis meses; el 25%, esto es, uno de cada cuatro, pasa de siete meses a un año sin empleo; y el 27,8% está más de doce meses desempleado, según los datos del Colegio de Dentistas. De los dentistas parados, más de un 53% lleva más de siete meses sin trabajo.

El órgano colegial subrayó que «la crisis ha reducido considerablemente las visitas al dentista, lo que pospone los tratamientos necesarios para mantener una correcta salud bucodental». Lo recomendable es visitar, al menos, al dentista dos veces al año. En concreto, los tratamientos estéticos se han reducido bastante y, especialmente, los tratamientos con implantes.

«Cuando un paciente no nota dolor o malestar deja para más adelante su visita al especialista. Sin embargo, es necesario alertar acerca de los peligros que se pueden dar en caso de prolongarse en exceso en el tiempo», recordó el Colegio de Dentistas de Sevilla. «Lo que ahora supone un ahorro, puede convertirse en un gasto mayor a medio plazo. Una caries diagnosticada tarde puede derivar en problemas de salud más serios, ya que en ocasiones llegan a afectar a otros órganos del cuerpo o suponer la pérdida definitiva de la pieza. Además, a la larga necesitará tratamientos más costosos», añadió la institución colegial.