«Camps sufre un juicio sumarísimo con participación de los socialistas»

Destaca que hasta el Supremo duda de la actuación judicial, por lo que el proceso no debió iniciarse / «El presidente es inocente, pero el daño es ya irreparable» 

«Camps sufre un juicio sumarísimo con participación de los socialistas»
«Camps sufre un juicio sumarísimo con participación de los socialistas»

Su nombre aparece en algunas conversaciones de la trama «Gürtel», tanto en el caso del presunto cohecho impropio como en el de la posible financiación irregular del PP. ¿Qué tiene que decir de ello?–Lo veo desde la tranquilidad de que no hay conexión ninguna en relación a mi persona. Se está forzando todo para tratar de que algo, que debería ser estrictamente judicial y sin consecuencias, se convierta en un proceso político y mediático.

 

–Y como coordinador de aquella campaña, ¿también está absolutamente tranquilo?–Absolutamente, las cuentas del partido en aquella campaña están auditadas, están vistas por la Sindicatura de Cuentas y allí están los órganos del partido para acreditarlo.

 

–¿Y cuál era la relación del vicepresidente Rambla con el «Bigotes»?–Mi relación es la de quien participa en actos del partido y quien acude a estos actos. Ahí es donde conozco y tengo relación con una persona que, ya en la etapa que gobernaba el PP a nivel nacional, realizaba actos para el partido. Ya en aquella época tuve la oportunidad de conocer a quien montaba estos actos. Después, con más asiduidad, como es lógico, en la campaña autonómica con motivo del montaje de los eventos electorales.

 

–La Abogacía General de la Generalitat depende de su departamento. ¿Qué le parecen los intentos de la Fiscalía y del PSPV por que no se tenga en cuenta el informe que redacta y que avala los contratos de la Generalitat?–Si queremos que se haga Justicia, tendremos que atender todas las opiniones de los técnicos que puedan participar en determinada valoración. Y en este caso tan respetable es la opinión de un servicio jurídico de la Generalitat como de un servicio técnico o de auxilio de la Administración del Estado. Si se le quiere dar valor al del auxilio técnico, también se le tendrá que dar al de la Generalitat. Tan abogados de carrera son unos como puedan serlo los otros. Y aquí parece que se está midiendo con dos varas distintas.

 

–¿La Generalitat puede llegar a personarse en el proceso si se siguen poniendo en duda los contratos de la Administración?–Desconozco las cuestiones técnico-procesales; lo que sí es evidente es que la Generalitat está viendo cómo se va desarrollando un proceso sin tener la oportunidad de defenderse ni de participar. Ha habido una cierta indefensión al no poder argumentar ante investigaciones que se estaban haciendo. Pero tengo la convicción de que finalmente la verdad se impondrá.

 

–Apunta usted la indefensión, ¿ha habido una especie de confabulación contra Camps?–No lo digo yo. El propio Tribunal Supremo tiene serias dudas de que éste sea un proceso recto y limpio, y es lo que está investigando en este momento. Creo que al presidente Francisco Camps desde el primer día se le está abriendo un proceso sumarísimo, con participación de algunos medios de comunicación y de los socialistas, sobre una cuestión irrelevante que está adquiriendo unas proporciones desmesuradas. A cualquier ciudadano razonable le asaltan las mismas dudas que se le están planteando al Tribunal Supremo. La inocencia de Camps y del resto de personas afectadas es indudable y por tanto este proceso no debió iniciarse. Si el Tribunal Supremo prueba que no debió iniciarse, volveremos al punto en que deberíamos estar, aunque con unas consecuencias políticas irreparables.

 

–¿Es cierto que usted se ha quejado de falta de apoyo desde Génova (sede del PP)?–No. Rotundamente, no. Yo siempre he manifestado a Génova y a Rajoy mi agradecimiento por la confianza. Lo puedo decir más alto pero no más claro: es rotundamente falso.«Fabra merece la presunción de inocencia»–¿Coincide con el alcalde de Castellón en que hay que hacer un esfuerzo en seguir creyendo en la inocencia de Carlos Fabra? –¿Por qué Fabra ha de ser distinto? En la Justicia existe un procedimiento y éste concluye con una sentencia. Mientras ésta no se produce, los ciudadanos merecen un respeto, sea cual sea la condición. La presunción de inocencia es lo mínimo que se puede pedir, hasta que el juez lo determine. Es lo mínimo que se puede pedir, y es que parece que los que nos dedicamos a la política no tenemos derecho a nada. Eso tampoco es. Y hay que reconocer un trabajo excelente de Carlos Fabra como presidente del partido en los últimos años, que ha hecho que el PP en Castellón sea uno de los partidos más unidos y cohesionados. Guste o no, lo justo es reconocerlo, que se ha logrado gracias a Carlos Fabra.