MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
00:13
Actualizado
  • 1

La entrevista de la contra

Borja Vilaseca: «No hay que creerse nada sea escéptico»

Con firma propia
Profesión: periodista, profesor y emprendedor. Nació: en 1981, en Barcelona.
Por qué está aquí: por su libro «El sinsentido común» (Temas de Hoy): trata de ayudarnos a seguir nuestro propio camino en la vida.
 

  • «Hay que encontrar espacios de silencio»
    «Hay que encontrar espacios de silencio»

Tiempo de lectura 2 min.

01 de noviembre de 2011. 20:47h

Comentada
2/11/2011

–«El sinsentido común». ¿Es el más común de los sentidos?
–Sí. Nuestro mayor sinsentido es vivir en la ignorancia de no saber quiénes somos. Y lo peor es que no queremos saberlo.

–Subtítulo: «Una visión alternativa para seguir nuestro propio camino en la vida». ¿Podemos elegir o se nos impone un camino?
–Siempre se puede elegir. Pero primero hay que saber qué queremos hacer.

–¿Y lo sabemos?
–La mayoría no sabe qué hacer con su vida.

–¿Cómo evitar que otros decidan por nosotros?
–Haciendo lo que dicen los sabios: «Conócete a ti mismo». Pero tenemos miedo a entrar en nosotros mismos.

–Ya, preferimos entrar en Belén Esteban. La venta de antidepresivos se ha disparado. ¿Por qué?
–La mayoría sufre angustia existencial. No nos han enseñado a vivir en la adversidad, luego no sabemos vivir en la adversidad.

–Recoge una frase de Mark Twain: «Cada vez que te encuentres del lado de la mayoría es tiempo de hacer una pausa y reflexionar». ¿Aconseja estar con la minoría?
–Pensamos que la mayoría siempre tiene razón, y no es así. Hay que cuestionarlo todo, no creerse nada, ni tan siquiera lo que yo digo en el libro. Hay que ser escéptico. Si tu madre te dice que te quiere, verifícalo.

–El griego que era aplaudido en el ágora  pensaba: «¿Qué error habré cometido para que me aplaudan?»
–Oscar Wilde decía: «Cada vez que la gente está de acuerdo conmigo pienso que estoy equivocado».

–¿El constante bombardeo informativo nos lleva a...?
–A los refugios. Hay que encontrar espacios de silencio, desenchufarse de la realidad exterior para enchufarse a la realidad interna.

–Es difícil no amargarse la vida ante tanta profecía apocalíptica...
–Los mensajes negativos nos llevan al miedo y a la inseguridad. La crisis ya es psicológica y emocional.

–¿La mayor falta de sentido común de nuestros gobernantes?
–No viven su función con vocación de servicio, sino de poder.

–¿Y la de los altos financieros?
–La codicia. Nunca tienen bastante. Los que siempre quieren más no son felices, nunca serán felices.

–Pobres: no saben que quebrar sería su fortuna...
 

Últimas noticias