«Se nos abalanzaron y la emprendieron a tiros»

Juzgan a cinco «Dominican Don't Play» de Alcobendas por dos intentos de asesinato a miembros de una banda rival

Las víctimas acudieron con sus familiares, en la imagen la madre de uno de los heridos
Las víctimas acudieron con sus familiares, en la imagen la madre de uno de los heridos

Madrid- Una víctima de bandas latinas aseguró ayer en el juicio que se celebra contra cinco presuntos miembros de los denominados «Dominican Don't Play» que un grupo de individuos se abalanzó a la salida de una discoteca latina de Alcobendas contra su pandilla y comenzaron a pegar tiros contra ellos, resultando heridos de gravedad en su mayoría.
«Se abalanzaron sobre nosotros y la emprendieron a tiros», relató en la vista oral Valentín M.M., quien identificó ante el tribunal que juzga los hechos a tres de los cinco procesados, entre ellos a Macguive C.C., el considerado dirigente de los «DDP» en el denominado «Coro de Alcobendas». Desde ayer, en el banquillo de los acusados se sientan Macguive C.C., Guiler V.R., Luis Alberto C, Carlos Alberto M.G. y Milkis Alexander C.Q. por asociación ilícita, tenencia de armas prohibidas, lesiones en grado de tentativa, maltrato de obra y asesinato en grado de tentativa. Se enfrentan a pena máximas de 35 años y once meses y 34 años y once meses de cárcel.
En su declaración, los cinco acusados negaron pertenecer a la banda latina de los «DDP» y se desvincularon del tiroteo que se produjo en la madrugada del 17 de mayo de 2009 en la discoteca Sucre de Alcobendas. El supuesto dirigente de la banda, Macguive C.C., negó su vinculación con la organización, así como que ordenara al resto de los procesados cualquier actividad ilícita, informó Ep.
La mayoría de los procesados, reconocieron que esa madrugada estuvieron en la discoteca, pero aseguraron que en el momento de la reyerta ya se habían ido del local. Sin embargo, su declaración chocó con la de uno de los heridos, que les identificó como las autores del tiroteo. En su declaración, Valentín M.M. recordó que dos de los procesados le rayaron el coche cuando se encontraba en la feria de Alcobendas. «Me dirigí a ellos para preguntarles si habían sido ellos. Me dijeron que sí y decían que lo hacían porque era de una banda rival», relató al tiempo que negó pertenecer a los Trinitarios.
Según el fiscal, el objetivo de este grupo es el «hostigamiento directo y ejecución de actos violentos hacía componentes de otras bandas para desplazarles del territorio que consideran propio».


Golpes por todo el cuerpo
Arropados de familiares y amigos acudieron ayer a la Audiencia de Madrid los jóvenes víctimas de un tiroteo en lo que pudo ser una reyerta entre bandas latinas rivales frente a una discoteca de Alcobendas en mayo de 2009. Tanto los agredidos (que sufieron heridas de bala y golpes en todo el cuerpo), como los agresores, negaron en la sala formar parte de grupos rivales.