Uno de cada cinco vertebrados está en riesgo de extinción

Un número creciente de aves, mamíferos y anfibios están más próximos a la extinción que hace unas pocas décadas, aunque se han logrado algunas mejorías gracias a la adopción de medidas para su conservación, según un estudio realizado por un grupo internacional de científicos.

Los investigadores, encabezados por el británico Michael Hoffmann, publicaron sus conclusiones en la revista Science mientras se celebra en Nagoya, Japón, la Décima Conferencia de las Partes de la Convención sobre la Biodiversidad Biológica (COP10)

Para su trabajo los científicos analizaron los datos acerca de más de 25.780 especies de vertebrados que están catalogados en la "Lista roja"de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que incluye a plantas y animales descritos como "en peligro grave", "amenazados"y "vulnerables".

Según el estudio dirigido por Hoffmann, una de cada cinco especies analizadas está clasificada ahora como "amenazada"y la cifra sigue aumentando.

En promedio cada año cincuenta y dos especies de mamíferos, aves y anfibios pasan a una categoría más cercana a la extinción, de acuerdo con los investigadores.

"Nuestro estudio confirma los informes previos sobre continuas pérdidas de la biodiversidad", dijo Hoffmann en una teleconferencia. "También encontramos pruebas de notables éxitos de conservación que muestran cómo la acción de conservación estratégica puede reducir la tasa de pérdida, comparada con lo que cabía esperar sin tales esfuerzos".

Las regiones tropicales y, especialmente el sudeste de Asia, albergan las concentraciones más altas de animales "amenazados", y la situación de los anfibios es particularmente "vulnerable", apuntaron los científicos.

La mayoría de los descensos de categoría son reversibles, añaden, pero en el 16 por ciento de los casos ya han resultado en la extinción de especies.

Pero el nivel actual de los esfuerzos de conservación es insuficiente ante "la magnitud de la amenaza, y las respuestas deberán ampliarse mucho más para combatir la crisis de extinción", según Hoffmann.

La Convención sobre Diversidad Biológica se había fijado la meta de alcanzar este año "una reducción significativa en la tasa actual de pérdida de biodiversidad a nivel global, regional y nacional, como contribución al alivio de la pobreza y para beneficio de toda la vida en la Tierra".

El equipo de Hoffmann sostuvo que "esa meta no se ha alcanzado".

El trabajo cubrió 5.489 mamíferos, 10.027 aves, 9.084 reptiles, 6.638 anfibios y 31.327 peces.
Casi una quinta parte de todas las especies de vertebrados aparecen clasificadas como "amenazadas", desde el 13 por ciento de las aves al 41 por ciento de los anfibios.