MENÚ
martes 23 octubre 2018
06:05
Actualizado
  • 1

Encuesta de NC Report para LA RAZÓN

Refrendo a la Monarquía

La mayoría de los españoles cree que la Corona es una institución fundamental y sólo el 35,5 % prefiere que España sea una República

  • Refrendo a la Monarquía

Tiempo de lectura 4 min.

22 de abril de 2012. 02:22h

Comentada
22/4/2012

La monarquía española, desde 1975 personificada en la figura de Don Juan Carlos y, llegado el momento, con continuación en Don Felipe, es una  institución fundamental para la nación. En la encuesta de NC Report para LA RAZÓN se constata que el 50,2% de los ciudadanos califica a la monarquía como una institución fundamental. El 71,1% de los españoles considera al Príncipe preparado para sustuir al Rey, aunque el 52,5 rechaza hoy una hipotética abdicación de Su Majestad el Rey.

En Europa, una potencia económica y cultural como Reino Unido, o países como los escandinavos, referentes mundiales en libertades ciudadanas y con las políticas sociales más avanzadas, son monarquías. También los países del Benelux. En todos estos países monarquía es sinónimo de democracia, civilización y modernidad. La monarquía les ha aportado progreso y estabilidad política. Al 39,5% de los españoles esta institución les merece el calificativo de bien o muy bien, otro 30,6% la evalúa como regular y sólo el 23,6% la considera negativa. Aunque el 41,2% de los ciudadanos reconoce que en la actualidad la monarquía atraviesa un mal momento. Otro 54,8% de los españoles cree que el Rey es en la actualidad el blanco de una campaña de desgaste.

El episodio del viaje de caza es considerado por el 59,1% de los ciudadanos como un error del Monarca, a pesar de lo que los españoles aceptan las disculpas del Monarca y valoran el gesto. En esta misma línea, el 81,1% de los consultados afirma que los políticos deben seguir el ejemplo del Rey y pedir perdón cuando se equivocan. Y es que llama la atención que el 52,2% de los españoles valora más a la monarquía que a nuestra clase política. La coronación de Don Juan Carlos, hace ahora más de 36 años, puso fin al régimen franquista al tiempo que reconciliaba a todos los españoles e iniciábamos el camino hacia la libertad y la normalización democrática. En la inmensa mayoría de los países democráticos la figura del Jefe del Estado tiene las mismas atribuciones en una monarquía o en una república. La línea sucesoria designa al Rey y costosísimos procesos electorales, periódicos y que dividen al país,  a los presidentes de las repúblicas. Naciones tan antiguas como España o Reino Unido, los estados más viejos del viejo continente, son unos privilegiados por mantener sus monarquías constitucionales, que por un lado entroncan con siglos de Historia y, por otro, en la práctica, tienen las mismas ventajas, que una república, pues reconocen que la soberanía nacional reside en el pueblo que elige a sus gobernantes. El jefe del Estado no es un gobernante, es el símbolo de la unidad y permanencia nacional. El Rey queda, por lo tanto, al margen de la contienda política y de las ideologías. El Rey contribuye, desde su neutralidad, a ser el jefe del Estado de todos. ¿Puede decir eso un presidente de república, que según su etiqueta política tendrá siempre medio país a su lado y otro medio en su contra? Somos afortunados por tener una monarquía constitucional.

Últimas noticias