Dudan bueno para España por Jesús María ZULOAGA

La Razón
La RazónLa Razón

El guión se cumple. Con la tozudez y la astucia del hacha (la fuerza) y la serpiente (la astucia). Ahora, toca que el Gobierno se retrate con los presos, después de que el Estado haya perdido su dignidad con Bildu. Cuando a los fundadores de ETA se les ocurrió lo del «Bietan Jarrai» («adelante con las dos», el arma y el ofidio») ignoraban que, en pleno siglo XXI no necesitarán, al menos de momento, sumar uno a sus más de 800 asesinatos o miles de atentados. Lo más patético es que miembros del Gobierno digan a Bildu eso de si «sois malos os castigamos en el rincón». Un observador internacional independiente (no Currin) que hubiera pasado por España hace un año y lo hiciera ahora se tendría que pellizcar para cerciorarse de que está en el mismo país. La lucha antiterrorista mejor diseñada se ha ido por el sumidero y se ha sacado lo peor del llamado «proceso» de paz de 2006-2007. Y de algunos anteriores, si hablamos de los presos. ETA tiene la iniciativa y, como decía hacer unos días Javier Arzallus ha ganado la guerra. Los españoles, tan dados como somos al pesimismo, o, como decía un Premio Nóbel, al «tremendismo», no podemos quedarnos en aquello de que tenemos lo que nos merecemos. Queda una esperanza. Y se la adelantamos en LA RAZÓN. Los que aconsejaron al Gobierno, y, en concreto, a Alfredo Pérez Rubalcaba, el desaguisado, dudan de si han acertado. Llaman para que alguien les diga que sus informes eran los adecuados. Todos les contestan lo mismo: no. El castillo de naipes del nuevo «proceso» se derrumba. Su jefe, o no lo sabe o no lo quiere saber. La situación, con ser mala, puede llegar a ser buena. Hacen falta grandes decisiones, como en la Transición…y mucho patriotismo constitucional.