Todo listo para el «Orgullo mudo»

Esta noche empieza el Orgullo Gay más polémico de los últimos años. Los conciertos silenciosos han generado una gran espectación entre los que planean asistir a estas fiestas, ya que les provoca «mucha intriga» ver cómo se desarrollan las «sesiones mudas» de los DJ's.

Los técnicos preparan el montaje del escenario, que se encuentra a escasos metros de las viviendas de la plaza de Chueca
Los técnicos preparan el montaje del escenario, que se encuentra a escasos metros de las viviendas de la plaza de Chueca

Ayer por la tarde ya se terminaron de montar dos escenarios de la plaza de Chueca, el central, donde estarán los pinchadiscos, y uno más pequeño desde donde se pronunciará el pregón y se harán «performances» y «go-gós». Uno de los técnicos encargados del montaje aseguraba que este año es mucho más sencillo de organizar todo porque «el equipo de sonido es mucho más reducido, sólo habrá altavoces y micrófonos durante el pregón», que luego quitarán. Será entonces cuando los asistentes que quieran disfrutar de la música se tengan que poner unos auriculares y sintonizar Loca FM, la emisora elegida para emitir estos conciertos. Esta nueva modalidad de espectáculos musicales fue el fruto del acuerdo entre el Ayuntamiento y los organizadores del Orgullo, después de que los vecinos de Chueca protestaran por el ruido y la basura que generan estas fiestas, y la normativa del Consistorio que no permite más de 90 decibelios en un radio de 150 metros de distancia de una residencia de ancianos. El equipo de Gallardón estuvo a punto de prohibir los escenarios en la plaza, pero finalmente acordaron este «pacto». Mientras, los vecinos de Chueca no se dejan afectar por las polémicas y decoran las calles con banderas del arcoiris para cuatro días de «fiesta, diversión y reivindicación», que se extenderán a escenarios de las plazas Vázquez de Mella, España, del Rey y Callao.