El PP cree que tras la dimisión hay una «auténtica red» de subvenciones

El líder de los populares andaluces exige que se aclare si hay «orquestación» a la hora de conceder fondos.

Centro de estudios Aula 5 en Córdoba, la empresa de la esposa de Rafael Velasco
Centro de estudios Aula 5 en Córdoba, la empresa de la esposa de Rafael Velasco

Sevilla/Madrid- La dimisión del vicesecretario general del PSOE-A, Rafael Velasco, ha provocado una cascada de reacciones entre las filas de su partido y las de la oposición. Las más virulentas provinieron del el PP, que denunció que tras la marcha de Velasco podría haber una «auténtica red» de subvenciones vinculada al PSOE. En este sentido, el presidente del PP-A, Javier Arenas, pidió al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que explique «qué ha pasado con los fondos de formación y con las subvenciones» que la Administración autonómica asignó a la empresa de la esposa del ya ex dirigente socialista y si existe «algún tipo de orquestación a la hora de conceder dichos fondos». Por ello, anunció que su formación seguirá investigando las ayudas, así como demandando explicaciones «por si hubiera más responsabilidades en la Junta, dado que nuestra tarea es controlar el uso de los fondos públicos».
Igualmente, subrayó que «Velasco es el PSOE y que el Gobierno andaluz es del PSOE», por lo que exigió que no se busquen responsabilidades «fuera», puesto que «tan sólo son del PSOE». «En el PP no tenemos responsabilidades ni en la conducta del señor Velasco, ni por supuesto en quién ha decidido otorgar las subvenciones», agregó el líder de los populares andaluzas, quien instó a los socialistas a «no buscar coartadas que son rotundamente falsas».
Por su parte, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, insistió en acusar a los socialistas de crear una trama de subvenciones «vinculada a dirigentes, ex dirigentes y familiares del PSOE». También pidió a Griñán que explique «por qué no ha apoyado» a Velasco en su decisión de abandonar el partido y su acta de parlamentario. Respecto a los motivos de su dimisión, consideró «esperpéntico» que aluda a «cuestiones familiares y personales» cuando aún «no ha dado explicaciones del escándalo». «A la hora de buscar enemigos y justificación de lo que ha sido la denuncia de este escándalo sería mejor que mirara dentro del propio PSOE y no a la oposición», remarcó Sanz, quien dijo que el ex número dos de los socialistas andaluces «no es capaz de explicar» las críticas relativas a las subvenciones que recibió la empresa de su esposa.