Cumple 106 años «sin tomar una sola medicina»

Un vecino de la localidad salmantina de Vitigudino, Florencio Herrero Medina, ha llegado a los 106 años de edad y lo hace "sin tomar medicamento alguno".

Según ha explicado a EFE uno de los 11 nietos que tiene, María José López, Florencio Herrero ha sido agricultor toda la vida y ha vivido solo, una vez que se quedó viudo, hasta que cumplió los 100 años.

"De salud está muy bien"y, además, "la cabeza la tiene perfectamente", según ha asegurado sus familiares, quienes ha reconocido que el anciano ya no sale de casa, pero le encanta que lo llamen sus amigos y familia para felicitarle.

Lleva desde hace 40 años viudo, tiene dos hijos (un tercero se le murió), once nietos y trece biznietos, y ahora vive en casa de una de sus hijas, donde celebrará el cumpleaños en familia.

Es una de las personas más longevas de la provincia de Salamanca, por detrás de Tomasa Méndez Rico, natural de Bañobárez (Salamanca) que el pasado 2 de junio cumplió 110 años.

Gregoria Benito, "La Tía Gora", como la conocen en su pueblo, Peñaparda (Salamanca), es otra de las salmantinas más longevas y cumplirá 106 años el próximo 4 de enero.