Investigan la aplicación de nanopartículas al diagnóstico y tratamiento del cáncer

Un consorcio investigador de dieciséis empresas e instituciones europeas ha puesto en marcha un proyecto que tiene como objetivo la aplicación de desarrollar estrategias basadas en el uso de nanopartículas como agentes terapéuticos, de diagnóstico y de administración de agentes antitumorales.

El proyecto tiene cuatro grandes ejes: síntesis de nanopartículas de hierro no tóxicas que se transportarán por el torrente sanguíneo; identificación de marcadores celulares específicos de las células cancerígenas para dirigir las nanopartículas de forma selectiva al tumor; modificación de medicamentos para ser administrados en el tumor por estas nanopartículas; desarrollo de instrumentación clínica para reforzar el tratamiento térmico y la detección-cuantificación de nanopartículas en tejidos, sangre y orina.

El núcleo de las nanopartículas estará compuesto de óxido de hierro, con propiedades superparamagnéticas, y estarán recubiertas de una capa de polisacáridos que permitirán a las nanopartículas ser biológicamente compatibles. El tratamiento será multimodal, combinando el calentamiento de la nanopartículas con la aplicación directa sobre la célula cancerosa de agentes anticancerígenos.

Además, se estudiara también el uso de nanopartículas como "nanoportadores"de medicamentos anticancerígenos para su administración local sobre los tumores, lo cual aumentaría el efecto terapéutico derivado del calentamiento de estas.

El proyecto MultiFun, que está coordinado por Atos Origin y el Instituto IMDEA Nanociencia de Madrid, cuenta con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Fundación Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Carlos III de Madrid, y las empresas Pharmamar (Grupo Zeltia) y Soluciones Nanotecnológicas (Grupo Solutex).

La investigación, que se extenderá hasta 2015, está financiado por la Unión Europea a través del VII Programa Marco con 9,8 millones de euros, y reúne a dieciséis socios de diferentes campos como la biomedicina, oncología, química y tecnologías de la información, de España, Reino Unido, Francia, Alemania, Irlanda, Bélgica y la República Checa.

El director del Instituto IMDEA Nanociencia, Rodolfo Miranda, ha asegurado que "MultiFun abre las puertas a futuras aplicaciones prácticas, como la producción de partículas magnéticas biocompatibles y funcionales en el diagnóstico y tratamiento de los cánceres de mama y páncreas, y el desarrollo de nuevos equipos para la detección de nanopartículas y aplicaciones de calentamiento magnético".

"El principal objetivo es desarrollar y examinar el potencial de nanopartículas con varias funcionalidades para la detección y la eliminación de células madre cancerígenas, un tipo de células implicado en distintas fases del cáncer", advierte.

Por su parte, la manager del Sector de Salud en Atos Research & Innovation, Blanca Jordán, afirma que "MultiFun va a ser un hito trascendental en esta nueva línea de trabajo diagnóstico y terapéutico".