Daniel J Goldhagen: «El exterminio es un problema sistemático»

El autor analiza las claves de los asesinatos en masa

El autor ha rodado un documental sobre su labor de campo
El autor ha rodado un documental sobre su labor de campo

Darfur, Ruanda, Sudán, Irak, Guatemala y podríamos continuar enumerando países donde las muertes indiscriminadas se producen diariamente, sin que se busque una solución. «Peor que la guerra» (Taurus) intenta concienciar a los ciudadanos de este problema por el que «ya han muerto más personas que en la guerra», explica su autor, Daniel J. Goldhagen. Este profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Harvard lleva veinte años investigando los diferentes exterminios que se han producido a lo largo de los años y que considera «un problema sistemático y político». A lo largo de sus más de 700 páginas, el investigador trata de explicar por qué los humanos arremeten contra su propia especie y ahonda en el papel internacional: «¿Por qué los políticos del resto de países dejan que pase?», se cuestiona el autor.


Los perpetradores
Para llegar al centro del problema, Goldhagen se ha trasladado a varios países para presenciar las consecuencias de estos exterminios y filmar un documental sobre su investigación. Entre los testimonios más escalofriantes destacan los del presidente de Guatemala, Ríos Montt, con el que mantuvo un cara a cara y al que no dudó en acusar de perpetrador del genocidio maya que se produjo en la dácada de los 80. «Es el Hitler de Guatemala, una de las peores personas con las que he tenido que hablar. Durante nuestro encuentro evadía mis preguntas constantemente», comenta el autor. En los campos de prisioneros de Ruanda encontró otro de los testimonios más representativos, el de un ciudadano condenado por la matanza que se produjo entre tutsis y hutus. Sin embargo, en esta ocasión lo que más le atemorizó no fue darle la mano a un asesino, sino recorrer el campo en el que trabajaban cientos de ellos, ncon hoces y machetes, las armas con las que, años antes, descuartizaron a mujeres y niños «a los que no consideraban humanos. Para ellos eran serpientes y cucarachas», explica.

Goldhagen tacha a los políticos y a los medios de comunicación de «cínicos». No entiende cómo se puede vivir ajeno a estas matanzas. «Como demostró la intervención de la OTAN en la Guerra de los Balcanes, con sólo una brigada se habría terminado con el exterminio ruandés», asegura. A pesar de esta indiferencia, Goldhagen es optimista: «Si antes de la globalización las cosas no funcionaron, espero que en esta era tomemos más responsabilidades y acabemos con los asesinatos en masa».


Borrar las huellas
En el horizonte, Goldhagen ve tres problemas importantes. El primero lo protagonizan las dictaduras donde sus mandatarios «matan para eliminar sus problemas». A éste se suman las armas de destrucción masiva y el islamismo político. Éste último es uno de los más preocupantes, ya que en él «se mezclan política y religión», asegura el profesor de Harvard.


Título: «Peor que la guerra».
Autor: Daniel Jonah Goldhagen.
Editorial: Taurus. 712 páginas. 23 euros.